Música

Así es Enigma, el show de Lady Gaga en Las Vegas

El repaso de la carrera de Lady Gaga con algunos momentos cringe incluidos.

He hecho un viaje en avión de 18 horas (con escalas) hasta Las Vegas solo para ver a Lady Gaga. Soy muy fan, sí; y Gaga anunció en diciembre de 2017 que iba a tener un show residencial en Las Vegas, Enigma, así que tenía que ir a verlo.

Técnicamente su primer show residencial fue en marzo de 2014 con el Live at Roseland Ballroom, en Nueva York; pero fue algo puntual y relativamente pequeño. Pero Enigma, como Lady Gaga ha llamado a su residencia, es algo más.

El show tiene lugar en el MGM Theater, en el hotel MGM Park, un espacio sorprendentemente grande para encontrarse en el interior de un hotel; totalmente adaptado para los shows que dará Gaga durante los próximos dos años. Además del show de Enigma, la artista va a ir alternando algunas actuaciones de la versión Jazz & Piano, que será algo más acústico y relajado.

Pero volvamos a Enigma, ¿merece realmente la pena? Lo cierto es que en mi caso cogí las entradas con bastante antelación (el mismo día que se pusieron a la venta), con lo que pude asegurarme un precio relativamente asequible de 200$. Y digo asequible porque, aunque no lo sea, las entradas llegaron a subir a 9.000$ la noche antes del segundo show de Enigma, el que yo asistí. Contando con que vas a tener que invertir un mínimo de 200$, además del vuelo hasta Las Vegas, el alojamiento y la comida, lo cierto es que ver el show de Gaga te va a salir caro. Las Vegas es una ciudad increíblemente cara donde todo tu entorno te invita a consumir y a gastar más dinero, y cada gasto viene acompañado de algún impuesto extra y de las inevitables propinas estadounidenses.

Enigma es un repaso por los diez años de carrera musical de Lady Gaga, camuflados en una narrativa en la que Gaga y sus músicos quedan atrapados en una simulación y deben escapar de ella con la ayuda de Enigma (si seguisteis de cerca el disco y la promo de Artpop, Enigma es el personaje que te guiaba en la app de Artpop).

Todo el show tiene una estética oscura, futurista y con un toque de neones de vez en cuando; acompañado en todo momento por lo numerosos cambios de looks de Gaga y alguna sorpresa (robótica) sobre el escenario. La realidad es que, a pesar de adorar a Gaga y considerar que es una de las grandes artistas y creativas de nuestro siglo, por primera vez en uno de sus shows hubo momentos cringe, es decir, que generaban un poquito de vergüenza ajena. Bien porque son los primeros shows o bien porque Gaga debe estar un poco cansada de ir cada día de un lado a otro a recoger premios o hacer promos de las películas, series, canciones, etc. que esté haciendo en ese momento, hubo momentos donde se le veía un poco agotada en el escenario o donde algunas cosas no cuadraban bien, como la sincronización en la conversación entre Gaga y Enigma.

Si tienes el dinero y eres muy fan de Lady Gaga, ve a ver Enigma. Es un show de dos horas increíble, con uno de los mejores sonidos en directo que he escuchado jamás y que, como todo lo que hace Gaga, es una auténtica obra de arte.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] pasado año Lady Gaga ha sido la artista que más horas musicales me ha aportado, ninguna sorpresa aquí. Seguida por… y ahora atentas porque viene La Pegatina. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *