He tratado a mis gatos como a la realeza durante 24 horas

Me independicé en Madrid hace cosa de tres años en un piso que, aunque estaba en buena zona, era un tanto pequeño y con no mucha luz. Aunque gran parte de mi vida la paso fuera de casa, los momentos en ella se me hacían un poco solitarios; así que decidí vivir con gatos.

Yoda en su primer día en casa

Al principio pensé en un perro, pero la realidad es que no dispongo del tiempo suficiente como para sacarle tres veces al día y se me hacía injusto tenerle en un espacio tan pequeño todo el tiempo. Así que opté por un gato. Una amiga mía conocía a una pareja que había tenido una camada de Sphynx (la raza sin pelo) así que no lo dudé dos veces. Así fue como Yoda entró en mi vida y, dos meses más tarde, Finn. Ahora ambos tienen poco más de dos años, han crecido muchísimo (y engordado también) y aunque vivimos en una casa más grande, se han apoderado completamente de ella.

En este contexto y aprovechando que Purina nos mandó a las oficinas una caja enorme con alimento para los gatos, decidimos ponernos un reto. Ya que estos gatos se consideran los reyes de la casa, ¿qué pasaría si les tratásemos realmente como parte de la realeza durante 24 horas? Eso es exactamente lo que hemos hecho y hay que decir que el papel les encaja a la perfección. Tanto es así que ahora me va a costar que vuelvan a su antiguo modo de vida. Os dejamos con el vídeo de la experiencia.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] que cuidar a los animales que nos rodean, respetarlos y ayudar a que estén bien. Si encontramos lagartos u otros bichitos desorientados, lo […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *