Y de repente todo cuadra.

Todos tenemos (o conocemos a alguien que tenga) una cámara instantánea con la que hacer fotos que se imprimen al instante. Uno podría pensar que esta categoría de cámara está ya anticuada con las nuevas tecnologías y las fotos con el móvil, pero nada más lejos de la realidad. Existe todo un mercado enorme de cámaras instantáneas que crece y evoluciona también. Y esto es justo lo que ocurrió cuando el pasado jueves 17 de mayo Fujifilm nos invitó al evento de presentación de su nuevo modelo Instax SQ6, que introducía nuevos conceptos y visiones con respecto a previos modelos de la marca.

La cámara tiene como novedad el formato cuadrado de sus fotografías, ya que hasta ahora lo habitual era que se imprimiesen verticalmente, y un elegante diseño en tres colores diferentes entre los que elegir: Blush Gold, Graphite Gray y Pearl White.

Todos los invitados tuvimos la oportunidad de jugar con las cámaras y probar sus funcionalidades gracias a un divertido challenge que se propuso: cada invitado tenía que coger un sobre cerrado que contenía un reto distinto formulado para explotar la creatividad con la Instax SQ6. Allí éramos todos influencers, fotógrafos, vloggers… Todos nos unimos para capturar los mejores momentos, y ayudar con las fotos de los demás.

Personalmente, mi funcionalidad favorita es la doble exposición, que te permite fundir en una dos fotografías que tomas de manera individual.

Tras acompañar el reto con sushi y bebida, se hizo una gran revelación: entre todos los participantes, se iba a sortear un viaje para dos personas para ver a Taylor Swift en concierto en Inglaterra, ya que Fujifilm Instax es este año patrocinador oficial de la gira Reputation. Y aunque el hype en ese momento se fue por las nubes, ni mis compañeros ni yo ganamos. So sad.

Puedes encontrar muchos más detalles de la nueva Instax SQ6 en su página web.