Entradas

Cultura

Review de la película “Un pequeño favor”

Un pequeño favor: el nuevo thriller psicológico con un giro interesante de comedia

Un pequeño favor sigue a Stephanie Smothers (Anna Kendrick), una ama de casa que pasa la mayor parte de su tiempo ayudando en clase a su hijo Miles (Joshua Satine) haciendo vídeos para su famoso canal de YouTube. Stephania conoce a Emily (Blake Lively) cuando sus hijos se hacen amigos: ella es una ejecutiva de relaciones públicas muy elegante, enigmática y distante que trabaja en Nueva York, viajando desde su ciudad suburbana de Connecticut. Stephanie y Emily se hacen amigas, mientras hablan sobre sus vidas y comparten intimidades. Un día, Emily pide un pequeño favor a Stephanie para que recoja a su hijo Nicky (Ian Ho) de la escuela. Sin embargo, Emily nunca viene a buscar a Nicky y deja de responder a los mensajes y llamadas de Stephanie.

Stephanie y Emily en Un pequeño favor

Dirigida por Paul Feig y con un guión de Jessica Sharzer, Un pequeño favor aprovecha las experiencias de las mujeres a través de sus personajes principales. En el caso de Un pequeño favor, Stephanie y Emily son mujeres muy distintas, que han vivido experiencias muy diferentes, pero comparten un vínculo que tiene que ver con secretos que no pueden revelar a nadie más que a ellas.

Encuentro muy curioso el género de Un pequeño favor porque, aunque en el trailer parece que es un thriller psicológico, yo más bien lo categorizaría como una parodia de thriller psicológico. Si bien es cierto que la película tiene giros de guion, te mantiene en tensión en momentos clave y juega hasta cierto punto con las expectativas del espectador, el guion está escrito en clave de humor, sin filtros. También juega con la idea de que el espectador esté acostumbrado a este tipo de películas de misterio, y confunde pero de una manera positiva.

Si tuviera que sacar defectos, hay un par de subtramas innecesarias que no aportan demasiado a la trama principal y podrían eliminarse. Para una película con un ritmo tan frenético ocurren demasiadas cosas. Os recomiendo que vayáis a verla y juzguéis vosotros mismos: si os gustan los thrillers, Un pequeño favor no os va a decepcionar.