Mujeres en la ciencia: Ana Fernández-Sesma

Tras la historia de una científica del pasado y otra del presente, quería continuar esta serie de Mujeres en la Ciencia con una entrevista. Y escogí a Ana Fernández-Sesma.

La Dr. Fernández-Sesma

La Dr. Fernández-Sesma.

La Dra. Fernández-Sesma se licenció en Biología en la Universidad de Salamanca y realizó su tesis en una de las facultades más prestigiosas del mundo, la Icahn School of Medicine del Mount Sinai (ISMMS) en Nueva York. Hoy en día dirige un grupo de investigación en este mismo centro que estudia cómo determinados tipos de virus modulan nuestro sistema inmune. Su trabajo, de gran calado en la actualidad, puede ser la vía a nuevas terapias contra enfermedades que están ampliando sus zonas endémicas debido al cambio climático (como el dengue o el zika), pero también de otras que están ampliamente distribuidas y suponen un problema de salud pública (como el VIH o el virus de la gripe).

La Dra. Fernández-Sesma también destaca por su labor como mentora, siendo premiada como la mejor en 2013 por su labor con los investigadores postdoctorales. Además, lleva cuatro años seguidos estando en el top 5 de investigadoras de microbiología financiadas por el NIH (National Institutes of Health).

PREGUNTA: Lo primero que me gustaría hacer en esta entrevista es darle las gracias, Dra. Fernández-Sesma, por concedérmela, y por dedicar un poco de tiempo de su apretada agenda para contestar a nuestras preguntas. La primera, y quizás la más interesante, que le quiero hacer es si siempre quiso hacer ciencia. Ahora mismo los estudiantes españoles acaban de terminar la Selectividad… Cuando usted la hizo, ¿ya tenía en mente que lo suyo era estar en una poyata desentrañando los misterios de la biología?

ANA: Yo siempre quise hacer algo relacionado con las ciencias y la biología. De hecho hice pre-matricula en Biología y en Medicina en Salamanca y al final me quede en Biología. No estaba segura en que rama de la biología iba a trabajar, pero me interesaban las enfermedades infecciosas y las vacunas.

P: Usted lleva desde los años 90 investigando en Nueva York, un destino muy codiciado y atractivo para todos aquellos que hacemos ciencia. ¿Qué le movió para decidir hacer investigación fuera de España? ¿Era Nueva York su sitio “fetiche” o hubiera ido a otra parte del mundo?

ANA: Mi llegada a Nueva York fue determinada por mi pareja, Adolfo Garcia Sastre, que tenía una oferta de estancia post-doctoral en Nueva York. Yo me vine con el recién terminados mis estudios de Biologia y con la idea de hacer un master o doctorado. Por supuesto que era un destino atractivo, pero me hubiera ido a otras muchas partes del mundo. Siempre me ha encantado viajar. 

P: Imagino que este camino le habrá traído muchos momentos que habrán sido clave en su vida. ¿Nos podría contar uno que recuerde con especial cariño? 

ANA: Cuando llegamos a Nueva York en enero del 1991 no existía internet y teníamos solo una carta de invitación para Adolfo del Dr. Palese, el director del departamento o de Microbiología en Mount Sinaí ofreciéndole una plaza como becario post-doctoral, tuve que hacer de traductora para Adolfo, que en esa época no dominaba bien el inglés. Al final de la conversación, el Dr. Palese me preguntó, y tú que quieres hacer? Yo le dije que era bióloga y que si podía trabajar en su laboratorio y él me dijo que empezase como voluntaria. Al final, gracias a esa oportunidad, pude comenzar mi investigación en un laboratorio puntero. 

P: ¿Y uno en que pensase “me vuelvo a España ya”?

ANA: Cuando tuve mis hijos estuve un poco agobiada por no tener a mi familia cerca, pero realmente no me sentí nunca desesperada como para volverme. Echo de menos muchas cosas, pero puedo venir al menos una vez al año a España para disfrutar de lo que añoro. Mi vida profesional se ha desarrollado en Estados Unidos y no me plantee casi nunca volver. Tampoco tuve nunca una oferta tentadora.

P: Al margen de su investigación, de la que luego hablaremos, a usted se la reconoce una fantástica labor como mentora para los nuevos alumnos que entran a cursar el doctorado en su centro. ¿Cómo ve a las nuevas generaciones de investigadores? También habrá podido observar si se están produciendo cambios en las condiciones en las que las mujeres acceden al mundo de la ciencia, donde tradicionalmente ha habido mucho machismo y los cargos de responsabilidad siempre han sido ocupados por hombres. ¿Ve que eso esté cambiando?

ANA: Las nuevas generaciones están muy comprometidas políticamente, igualdad de oportunidades y con respecto al medio ambiente y eso me anima.  Todavía hay muchísimo trabajo por hacer con respecto a las condiciones en las que las mujeres acceden al mundo de la ciencia, pero se van notando los pequeños cambios. Lo más importante es que ahora hay más transparencia y menos encubrimiento y las mujeres no nos achantamos. Las mujeres seguimos teniendo que luchar por los mismos cargos que ocupan hombres con las mismas o menos credenciales, pero no hay que desanimarse, simplemente hay que estar ahí y no bajar la guardia, sin agresividad ni negativismo. 

P: Siguiendo con el hilo del papel de la mujer en la ciencia, una de las cosas que más les cuesta a todos los científicos es la conciliación familiar, pero a las mujeres se les suma cierta presión social que los hombres no tienen. ¿Cómo ha vivido usted todo eso? 

ANA: Lo más importante es tener las prioridades claras y aceptar que no se puede hacer todo y todo bien. Lo segundo es rodearse de gente que te apoya y te ayuda en todo lo posible, no solo de tu familia, sino amigos y mentores también. Y lo tercero es no compararse con los demás. Yo he hecho las cosas a mi ritmo, y he podido disfrutar también de mis hijos y mi familia, pero siempre he sido consecuente con mis decisiones y no me siento culpable por trabajar y creo que mis hijos me lo agradecen y me toman como ejemplo. He trabajado mucho para llegar a donde estoy, pero con apoyo y ayuda.

P: Usted es una experta en virología, concretamente estudia el virus del Dengue. Este virus, que hasta hace poco se encontraba solo en las zonas tropicales del globo, ha comenzado a aparecer en zonas más familiares para nosotros, concretamente en España. Sabemos que el cambio climático está detrás de todo esto, desplazando las fronteras de las vectores que transmiten el Dengue. ¿Qué podemos esperar en los próximos años? 

ANA: En los próximos años el área de transmisión de enfermedades tropicales y subtropicales va a aumentar, no solo por el calentamiento global, sino que además, el aumento de los viajes a zonas endémicas de esas enfermedades fomentara más transmisión a otras zonas donde la enfermedad no sea tan prevalente pero haya mosquitos capaces de transmitirla, como fue el caso del año pasado en el sur de España, donde hubo 7 casos de transmisión local de dengue.

P: El virus del Dengue, al igual que otras muchas infecciones virales, no tiene un tratamiento específico. Como su laboratorio investiga la modulación del sistema inmune en presencia de estos patógenos, le quiero preguntar si cree que la inmunoterapia (que está siendo una revolución en el tratamiento de otro tipo de enfermedades como distintos tipos de cáncer) llegará al mundo de los virus tarde o temprano.

ANA: Las inmunoterapias llevan mucho tiempo realizándose en virología, principalmente en vacunas virales en las que se usan versiones atenuadas o muertas de virus para “educar” el sistema inmune. Una de las estrategias más nuevas de inmunoterapia en virología es para el virus VIH, ya que hay un gran interés en desarrollar estrategias para “despertar” al virus en células reservorio y eliminar ese reservorio por células del sistema inmune que las reconozcan.  El principio de las vacunas es la inmunoterapia, el campo del cáncer lo ha adaptado como estrategia para eliminar células cancerígenas.

P: Para acabar con esta entrevista, que se podría extender mucho más, le quiero pedir una opinión y un consejo. La opinión es respecto a las resistencias bacterianas, ¿ganarán ellas o ganaremos nosotros? Por último, lance al aire un consejo a las chicas y chicos que están en cualquier etapa de su carrera y que se planteen hacer investigación. Seguro que lo necesitan.

ANA: Ganaremos nosotros. Los patógenos aprenden a evadir todas las barreras impuestas por el huésped, pero los humanos, con nuestra capacidad de estudio e investigación (y con recursos) seremos capaces de diseñar nuevos productos y estrategias para frenar a los patógenos resistentes. Se necesita también buenas campanas de información al público y educación. A todos los chicos y chicas interesados en investigación les diría que no se desanimen, que cultiven mucho su curiosidad científica y que busquen buenos mentores.

P: Muchas gracias de nuevo por su tiempo y su amabilidad. Desde el equipo de Omglobalnews le agradecemos que haya querido colaborar con nuestros artículos sobre “Mujeres en la ciencia” y esperamos que su carrera siga el mismo camino de éxito que ha tenido hasta ahora.

¿Qué está pasando con Madrid Central?

La iniciativa busca reducir el tráfico y la contaminación, ¿pero realmente lo está consiguiendo?

Estos últimos meses, si sueles estar al día de las noticias españolas, habrás visto que uno de los temas más recurrentes es la polémica con Madrid Central. Casi cada día ha ido apareciendo una noticia nueva de un tira y afloja constante de varios grupos políticos.

Y aunque en Omglobalnews tratamos de meternos lo menos posible en asuntos de política, creemos que Madrid Central debería ser una excepción porque, al margen de la izquierda o la derecha, es un asunto de salud y medioambiente; y de cómo una ciudad tan importante como Madrid avanza hacia el futuro del urbanismo sostenible.

En caso de que no lo sepas, Madrid Central es una pequeña área en el centro de la capital a la que se ha limitado el acceso con coche. Hay excepciones, como vehículos híbridos, eléctricos, permisos puntuales o casos específicos; pero en general ha reducido notablemente el tráfico del centro. Esto implica menos humo, menos ruido y más espacio para el peatón; ya que al quitar vehículos se ha aprovechado para ampliar muchas calzadas.

La idea, obviamente, no es redirigir el tráfico por el exterior del perímetro ya que sólo se estaría moviendo el humo de un punto a otro; sino animar a la gente a cambiar el coche por el transporte público.

Madrid Central se propuso y activó con el anterior gobierno del Ayuntamiento, y la oposición trabajó gran parte de su campaña sobre el desmantelamiento de la iniciativa. Tras el cambio de Ayuntamiento y la primera moratoria de multas, llegaron los primeros avisos de Europa de la posible multa si se superaban los niveles de contaminación. Desde ese momento en adelante, pasando por una orden judicial para detener la moratoria y volver a activar Madrid Central, la polémica ha continuado a diario hasta el día de hoy, cuando el discurso del Ayuntamiento ha cambiado y parece apropiarse del funcionamiento de Madrid Central.

En Omglobalnews hemos preparado un reportaje analizando la situación y, sobre todo, tratando de entender si Madrid Central realmente funciona. ¿Reduce las emisiones? ¿Cómo se compara a las zonas restringidas de otras ciudades? Te lo contamos en el nuevo vídeo.

Una arquitecta diseña una casa en Minecraft

¿Serías capaz de diseñar una casa perfecta en un videojuego así?

Minecraft es uno de los videojuegos más populares de la historia desde que en 2011 se lanzase su primera versión a la que le han ido siguiendo decenas de variantes para todo tipo de consolas y dispositivos. El juego gozó de un gran número de jugadores hace unos años, gracias en parte al empujón que recibió por parte de youtubers de todo el mundo que pasaban horas en el juego. Sin embargo, con el paso del tiempo y a pesar de haber recibido actualizaciones de contenido relativamente constantes, Minecraft acabó cansando y poco a poco perdiendo jugadores asiduos.

Pero eso parece que se ha terminado, porque gracias de nuevo a algunos youtubers como Pewdiepie o Rubius el juego está volviendo a crear adicción. Cientos de miles de jugadores de todo el mundo están volviendo a descargarse Minecraft para rememorar lo ya jugado y, sobre todo, descubrir todo lo nuevo que ha ido introduciendo el videojuego con el paso del tiempo. Incluso las cosas más básicas que se hacían al principio, ahora son pocos los que recuerdan los pasos necesarios para lograrlas.

Y nosotros nos hemos preguntado, ¿qué pasaría si invitásemos a una arquitecta real a diseñar una casa en Minecraft? Con los recursos y estética que ofrece el juego, al principio puede parecer un poco limitado para una labor así; pero nada más lejos de la realidad. El reto está en adaptarse al paisaje y aprovechar cada herramienta para lograr el objetivo. ¿Lo conseguirá nuestra arquitecta Cami? Descúbrelo en el nuevo vídeo de Omglobalnews.

Esto es lo que pasa por estar una semana sin azúcar

¿Somos adictos al azúcar?

Seamos conscientes o no, el azúcar es una parte importante de nuestra dieta. No importante porque sea sana o necesario, ya que no lo es (la glucosa sí), sino porque está presente en gran parte de alimentos que consumimos inconscientemente a diario. El azúcar añadido es un tipo de droga legal que ha vuelto adicta a gran parte de la población sin que esta lo sepa. Todos y todas las nutricionistas recomiendan reducir al máximo el consumo de azúcares refinados y añadidos para llevar un dieta saludable, así que he decidido ponerme el reto junto a mi amiga Georgia de pasar una semana entera sin consumir ningún tipo de azúcar añadido o edulcorante.

El reto ha sido particularmente difícil en mi caso, ya que aunque no suelo tomar muchos alimentos que contengan azúcar sí que tiendo a añadírsela al café y a darme algún capricho de vez en cuando con algún dulce. A esto se suma el hecho de que, con total seguridad, mucha comida que no pensaba que llevaba azúcar termina llevando un poco por un motivo u otro.

El azúcar se suele utilizar como potenciador del sabor, como endulzante o con el fin de generar una pequeña adicción del producto al consumidor. Se asocia y se nos dan dulces desde nuestra infancia, creando esa adicción desde un primer momento que perdura a lo largo del tiempo. ¿Por qué ocurre esto? ¿Tendrá entonces un síntoma de abstinencia el dejar de tomar azúcar? ¿Seré capaz de superar el reto? Descúbrelo en nuestro nuevo vídeo.

La nueva cámara analógica Instax Mini LiPlay puede grabar audio

La nueva cámara de Instax Fujifilm contará con increíbles novedades, como la grabación de audio

El 21 de junio sale a la venta el nuevo modelo de cámaras analógicas de Fujifilm: la Instax Mini LiPlay. Hemos podido asisitir al evento de presentación de la cámara que se hacía de manera simultánea en otras muchas ciudades de Europa, como París o Londres, para conocer los detalles de la nueva cámara.

Salvador Luna, Manager Photo Imaging & Optical Devices en Fujifilm España, empezaba la presentación con la siguiente frase: “Es increíble reunir a tanta gente para presentar una cámara de fotografía analógica en 2019”. Y es que si de algo pueden estar orgullosos en Fujifilm es de su éxito a la hora de vender cámaras analógicas en el siglo XXI, gracias a las funciones añadidas y a la calidad de sus fotografías.

La Fujifilm Instax Mini LiPlay es una cámara de fotos híbrida: cuenta con su esencia analógica y también puedes elegir qué fotos imprimir finalmente. Es posible que la función más caracterísica de la LiPlay es la posibilidad de grabar un audio corto unos segundos antes de hacer la foto, con uno de los botones de la cámara. La pregunta que más nos hacíamos todos era, ¿cómo se guarda el audio? En la edición digital de la fotografía podremos elegir dónde colocar un código QR y será gracias a esto que más adelante podremos rememorar el audio de estos recuerdos.

Esta cámara además, es la Instax más compacta que la empresa ha sacado hasta la fecha. “Hemos escuchado lo que quiere la gente en una cámara, y para nosotros era muy importante hacer esta más compacta, para poder llevarla de viaje cómodamente”, decían durante la presentación. También cuenta con la opción de disparo remoto a través de la aplicación (disponible en iOS y Android), para que sea mucho más fácil tomar las fotos más complicadas.

Está disponible en tres colores: Stone White, Blush Gold, y Elegant Black (blanca, rosa y negra, respectivamente).

Instax Mini LiPlay en sus tres colores disponibles: Stone White, Blush Gold, y Elegant Black.

Una pregunta muy curiosa que nos hemos hecho es: “¿Dónde se almacenan los audios que grabamos con la cámara”?. Esta mañana hemos tenido la posibildiad de probar esta función. En la presentación se afirmaba que se guarda “en la nube”, sin embargo, nuestras observaciones nos decían otra cosa. La foto tiene un código QR incrustado, y el teléfono móvil lo escanea y te lleva a una web, con una dirección URL. ¿Significa esto que es posible acceder a esta foto y audio a través del enlace, no solo al escanearlo? Al no estar encriptado, nos parece sencillo llegar a fotos y audios que no son nuestros, ya que el enlace web es muy fácil de compartir, por lo que advertimos precaución a la hora de grabar cosas secretas o más íntimas.

Una función que nos ha gustado mucho a nivel personal, es que la Mini LiPlay cuenta también con la posibilidad de imprimir fotos directamente desde nuestro teléfono móvil, a través de la aplicación. Es decir, que esta cámara sirve también a modo de impresora portátil. La Fujifilm Instax Mini LiPlay sale a la venta hoy, al precio recomendado de 169€. Sin duda, consideramos que es la Instax más completa hasta la fecha y estamos deseando jugar con ella y con sus nuevas funciones.

 

Review: Una semana probando el Motorola One Vision

La apuesta de Motorola por un gama media a precio de gama baja.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a la presentación del Motorola One Vision en Madrid, donde la compañía presentó lo que será su apuesta definitiva en el sector de la gama media; un precio bajo con características premium. ¿Pero hasta qué punto merecerá la pena?

Motorola ha sido siempre un pilar principal en la industria de los teléfonos; no en vano llevan 90 años en el mercado, tal y como comentó Roberto Gómez (Regional Marketing Director Europe). En sus propias palabras, la primera llamada comercial se hizo con un Motorola y, recientemente, la primera llamada 5G se hizo también con uno.

El Motorola One Vision llega buscando recuperar un sector que cada vez parece más secundario en la industria, el de la gama media. Con smartphones que superan con facilidad los 1.000€ de base, el Motorola One Vision llega con un precio de 299€, algo sorprendente si nos atenemos a sus características. Hemos estado probándolo durante una semana y esta es nuestra opinión.

El Motorola One Vision tiene un formato 21:9 de pantalla.

En general hay dos características generales que definen a este dispositivo: su pantalla y su cámara. En el caso de la pantalla (LTPS y Full HD+), estamos ante un formato muy poco habitual de 21:9; el equivalente al formato cinematográfico pero en vertical. Cuenta con 6,3 pulgadas y 432 ppi, y aunque el formato es muy alargado, no se hace extraño en la mano. Como casi todos los fabricantes, Motorola ha reducido al mínimo los bordes de la pantalla, optando por un formato “hole punch” (como en los modelos Samsung Galaxy S10) para la cámara delantera en la esquina superior izquierda, pero aún sin conseguir eliminar la “barbilla” inferior del marco para hacerlo verdaderamente sin bordes.

A la izquierda, el Motorola One Visión y a la derecha el iPhone XS Max. Fotos sin edición.

Una gran cámara para momentos oscuros

Con respecto a la cámara, aquí es donde Motorola pone toda la carne en el asador. La cámara delantera cuenta con 25MP y la trasera con dos lentes; la primera de 48MP y la segunda de 5MP. Tiene estabilización óptica y apertura F1.7, y ambas características se combinan para su modo estrella: la visión nocturna.

Ya de por sí se trata de una cámara buena en condiciones de poca luz gracias a la tecnología Quad Pixel. Básicamente, combina la información de cada cuatro píxeles en uno para obtener más luz en las fotos, aunque reduciendo la resolución a 12MP. Pero puede ir más allá al usar la estabilización y la larga exposición. Combinando ambas, consigue resultados verdaderamente sorprendentes, trayendo luz a escenas que parecían completamente oscuras.

Modo nocturno del Motorola One Visión (izquierda) frente al iPhone XS Max (derecha). Sin edición.

Aún así, no es del todo perfecto. El enfoque en este modo es extremadamente poco fiable; la falta de luz impide que sepas qué hay enfocado, y el autoenfoque se vuelve muy inestable. A lo que se suma que la larga exposición te obliga a, lógicamente, estar lo más quieto durante un par de segundos mientras toma la foto; algo que convierte este modo en algo puntual y específico; y no para un uso diario.

Con respecto a otras características técnicas, cuenta con una batería de 3.500mAh de carga rápida que aguanta a la perfección un día de uso; una capacidad de almacenamiento increíble de 128GB; una RAM de 4GB, puerto USB-C y un lector de huellas dactilares en la parte trasera que sorprende por su velocidad.

Definitivamente el Motorola One Vision es una apuesta increíble por parte de Motorola, que aúna características de un gama media-alta en un teléfono de precio muy bajo. Está disponible en dos colores, bronce y zafiro; y está ya disponible en España y Latinoamérica.

Así será el smartphone del futuro

¿Cómo serán los smartphones dentro de 10 años?

En 2007 Steve Jobs presentó al mundo el primer iPhone, un smartphone que revolucionaba la manera en la que entendíamos los teléfonos hasta el momento. Una pantalla enorme para la época, de 3,5 pulgadas, y solo un botón delantero. Con un precio de unos 500$, todo el mundo estaba de acuerdo en que era excesivamente caro. Y mira dónde estamos ahora.

Más de diez años después, los smartphones han cambiado radicalmente. Los bordes han desaparecido, las pantallas han crecido, el grosor se ha reducido, las cámaras han mejorado y la velocidad se ha disparado. Son auténticos ordenadores multiusos.

Victor Abarca, creador de contenido y gurú tecnológico, tiene claro que la delgadez, el tamaño y la potencia de las cámaras han sido los objetivos principales en la carrera por la evolución del diseño en los smartphones. “Los siguientes smartphones los llevaremos en la muñeca”.

Queríamos entender hacia dónde va el diseño de los smartphones en los próximos años, así que hablamos con Álvaro Pabesio, un diseñador de interfaces y conceptos de software, para que nos diese su propia visión. Según él, el actual notch terminará por desaparecer y dará paso a píxeles de la pantalla capaces de apagarse para mostrar la cámara. El puerto de carga desaparecerá para pasar a ser completamente inalámbrico y la pantalla llegará hasta los bordes.

Pero queríamos verlo hecho realidad para imaginar a la perfección cómo sería. Nekodificador es un artista visual que, en ocasiones, trabaja con modelaje 3D. Tomó el proyecto, lo trabajó y llegó a la maqueta de lo que para nosotros es el smartphone del futuro. Puedes ver todo el proceso en el nuevo vídeo de Omglobalnews.

Los Destacados: Entrevista a Victor Abarca

La importancia de los podcasts, de la mano de Victor Abarca

Hoy en nuestro podcast Los Destacados hablamos con el conocido youtuber Victor Abarca sobre su papel en el mundo de la tecnología, YouTube y los podcast. Desde que hace unos años empezó a subir vídeos a internet, su canal no ha dejado de crecer, posicionándose como un claro referente en el sector de opinión del mundo de la tecnología. Grandes marcas como Apple o Microsoft le incluyen entre sus invitados a sus eventos, algo que muy poca gente puede decir.

Lo mismo ocurre con su podcast, Café con Victor, posicionado entre los mejores en las listas de cada plataforma. ¿Porqué comenzó a hacer podcasts? ¿Es importante tener uno? ¿Qué consejos son clave a la hora de iniciarse con tu propio programa? Todo esto y mucho más lo descubrimos en este episodio de Los Destacados, by Omglobalnews.

Esta es la terapia que va a revolucionar el tratamiento de la leucemia

El tratamiento más innovador contra la leucemia ya está en España.

Ilustración de linfocitos-T atacando células cancerígenas.

“España es líder europeo en la incorporación de las terapias celulares CAR-T en el Sistema Nacional de Salud gracias a que hemos partido de la investigación pública y esto nos da capacidad de negociación” ha sentenciado la ministra de sanidad María Luisa Carcedo en el foro de la OCDE en París esta semana.

Para muchos de los que leáis estas líneas, las terapias CAR-T no os sonarán de nada dado que son pocos los portales de noticias que se han hecho eco de ellas, pero son el futuro para el tratamiento de muchos tumores hemotológicos y esconden una historia detrás de persistencia, de poner en valor la investigación básica y de la necesidad de apostar por una inversión mayor en ciencia.

Los linfocitos T son un subtipo de células del sistema inmune que se enfrentan a las amenazas para las que no teníamos registro previo (la llamada inmunidad adquirida). Estas células se ha visto que tienen un gran potencial matando células tumorales, por lo que resultan de gran interés desde el punto de vista terapéutico. Sin embargo, los tumores tienen mecanismos para agotar e inactivar nuestros linfocitos T cuando comienzan a crecer.

La idea que plantea la terapia CAR-T es modificar fuera del cuerpo nuestros linfocitos T para que puedan reconocer los tumores y los ataquen eliminándolos de nuestro organismo. La modificación que se realiza es sobre los receptores que tienen para reconocer las sustancias que tienen en la superficie las células tumorales, llamados antígenos de superficie. Los receptores modificados para reconocer los antígenos de superficie se conocen como receptores antigénicos quiméricos o CAR, y las células que los llevan CAR-T.

Para obtener nuestras CAR-T debemos extraer sangre al paciente y aislar de esa sangre la fracción de linfocitos T. Estos linfocitos luego serán modificados genéticamente para que integren en su ADN el gen que codifica para el CAR. Después, se hacen crecer las CAR-T y se inyectan de nuevo al paciente para acabar con las células tumorales. Sin embargo, un proceso que parece tan sencillo tardó mucho en desarrollarse al completo y en tener el foco de interés necesario como para empezar a curar a los pacientes.

La primera vez que se generaró CAR-T fue en 1993 por el doctor Zelig Eishhar, inmunólogo del Instituto Weizmann, pero no fue hasta el año 2012 cuando la terapia con CAR-T adquirió la relevancia y la atención que hoy en día ha derivado en la comercialización del primer medicamento basado en este tipo de células recombinantes.

El caso de Emily Whitehead supuso un antes y un después en la investigación con CAR-T. En 2010 se le diagnosticó una leucemia linfoblástica aguda (LLA) que no cursó como se esperaba. Su caso, particularmente grave por el fracaso de la quimioterapia convencional, hizo que sus padres contactaran con el grupo de Hospital Infantil de Pennsylvania que investigaba con un tipo de CAR-T cuya finalidad era acabar con los tumores. 

El doctor Carl June era el responsable de este equipo cuya misión inicial era generar linfocitos T para acabar con el VIH. Una misión que se redirigió hacia el cáncer tras la muerte de su esposa en 1996 por cáncer de ovarios. La tecnología que desarrollaron a posteriori fue empleada unas pocas veces y dio resultados prometedores en adultos, pero nunca había sido usada en niños. Además, la falta de financiación hacía muy difícil desarrollar un ensayo clínico. June afirmó que el camino había sido tan duro que pensó en dejarlo más de una vez. No obstante, Novartis acabó ayudando a realizar un ensayo clínico en adultos.

Emily fue tratada con las CAR-T a pesar de los riesgos que podía entrañar aplicar esa terapia a un niño y con todos los efectos tóxicos sin conocerse. Cuando recibió la tercera dosis, Emily cursó fiebre y dificultad respiratoria, un efecto ya visto en el ensayo que Novartis estaba desarrollando y que se debía a la liberación masiva de citoquinas (un tipo de sustancias proinflamatorias). El efecto era autolimitado en pacientes sanos, pero Emily estaba muy débil. El equipo médico decidió intervenir aplicando un medicamento contra la citoquina que estaba elevada con el fin de no afectar a los linfocitos T y no atacar a las CAR-T. La estrategia hizo efecto en unas horas y Emily se recuperó. 

En 2012, cuando Emily cumplió 7 años, se vio que la LLA había remitido y los resultados fueron el impulso que necesitaba la investigación en este tipo de terapia y que ha desembocado en la aprobación por parte de la FDA del Tisagenlecleucel de Novartis. 

En nuestro país, son 24 los hospitales candidatos a acoger y desarrollar esta terapia y Andalucía, Cataluña y Madrid las comunidades autónomas donde más centros propuestos hay. La idea es que poco a poco exista en toda la geografía nacional y se puedan beneficiar de ella pacientes infantiles y adultos con leucemia linfoblástica aguda o linfoma de tipo B, que deberán cumplir una serie de criterios para que la terapia tenga el menor riesgo y la mayor efectividad posibles.

La rebelión de las máquinas: Semana del Diseño en Milán

La autonomía de las máquinas es la estrella de la Semana del Diseño de Milán.

Esta semana está teniendo lugar en Milán la Design Week (Semana del Diseño), donde cientos de empresas sacan a relucir su filosofía de diseño e innovación para remarcar el camino a seguir los próximos años.

Aunque algunas compañías aprovechan para presentar algún producto, como es el caso de Samsung y su Galaxy A80, la gran mayoría ponen su foco en un aspecto más subjetivo e intangible como puede ser su filosofía o algún punto específico de su estrategia futura. Y este es el caso de Sony. Hemos estado en Milán para vivir en primera persona la exposición de Sony sobre inteligencia artificial aplicada a diseño: Affinity in Autonomy.

La autonomía de la interacción

No es ninguna sorpresa que la inteligencia artificial es uno de los campos que más interés despiertan en la tecnología actual. Sony ha experimentado ya con ella y, sin duda, tiene intención de seguir haciéndolo. El hecho de que toda la exposición de la compañía estuviese enfocada en la autonomía de los objetos y en cómo estos pueden percibir el mundo que les rodea es un ejemplo perfecto de ello.

¿Y cómo percibe su entorno una máquina? De una manera similar a las personas, con sentidos como la vista. Sony es especialmente conocida por sus cámaras y sensores, de diferentes tamaños y resoluciones, y durante la exposición de la Design Week los han aplicado en varias “interacciones” que ejemplifican el potencial de la autonomía.

Aibo es (casi) como un perro real: le encanta que le rasquen la tripa.

Las interacciones aumentan su complejidad a medida que avanzas por ellas. Desde una sala oscura donde diversos sensores te reconocen y replican tu movimiento con esferas de luz, evolucionando a una estructura colgante capaz de tomar decisiones por si misma y seguir la mano de alguien de su entorno y pasando por esferas independientes que interactúan contigo con libre albedrío. Todo esto desemboca en la interacción final, donde la autonomía coge forma con Aibo, el perrito robot inteligente de Sony.

Es fascinante ver cómo la tecnología y la interacción humana comienzan a volverse un proceso natural e instintivo. Ver a los asistentes interactuar con “un cacho de plástico y circuitos” como si fuese un perro real, acariciándole, mandándole hacer trucos y buscando con cierta desesperación reclamar su atención, daba mucho que pensar con respecto a la línea que ha cruzado ya la revolución tecnológica. Estar sentado en el suelo rodeado de esferas inertes que se movían hacia ti al verte, despertaba instintivamente la necesidad de acariciarlas; algo que mirándolo objetivamente desde fuera carece de absoluto sentido. Y sin embargo, ahí estaba yo, acariciando pelotas de plástico.

La exposición mostraba la manera de interactuar entre humanos y máquinas.

Sin lugar a dudas, la autonomía de la tecnología y la manera en la que esta interactúa y reconoce su entorno va a ser una rama principal de la innovación en los años venideros. Es posible que esta sea la chispa que ayude a despertar un futuro donde los robots se parezcan más a lo que vemos en Hollywood y la línea entre máquina-ser vivo empiece a difuminarse cada vez más.

En nuestro IGTV (Instagram) podéis ampliar la información con el vídeo que hemos preparado de la exposición de Sony en la Design Week de Milán.