5 claves para descubrir Burgos

No hace falta salir de España para encontrar lugares increíbles.

El turismo rural y las escapadas a pueblos con encanto están a la orden del día. A los más urbanitas nos encanta esa sensación de desconexión y de visitar lugares donde la vida es más sencilla y menos ruidosa. Parajes que dejan sin palabras, contrastes de colores que alegran la vista, platos regionales que se convertiran en algunos de nuestros favoritos para siempre, dulces típicos que salen cada mañana de un obrador… Nos encanta todo esto y en España podemos disfrutarlo en multitud de lugares.

Según el INE, la Comunidad Autónoma que más pernoctaciones de turismo rural recibe es Castilla y Léon. Parte de esa España vacía, de la que tanto hemos oído hablar últimamente, esconde joyas arquitectónicas, cultura en cada esquina e historia viva que nos llama a recorrerla de extremo a extremo viviendo sus contrastes. Esta vez me voy a centrar en la tierra que vió nacer la leyenda del Cid Campeador para contaros 5 lugares fantásticos que visitar si pasáis por Burgos.

La Catedral es una de las mayores joyas del gótico y corona el casco histórico de Burgos.

1. La Catedral de Burgos

Era obvio que esta iba a ser la primera. La Catedral es una de las maravillas del gótico y uno de los edificios más impactantes que se pueden ver en nuestro país. Se trata de una de las grandes referencias, junto con Notre Dame de Paris, Notre Dame de Chartres o la Catedral de León.

En su interior encontraréis impactantes columnas, vidrieras de todos los colores, juegos de luces y sombras que dan diferentes tonos a la piedra, un claustro en madera espectacular y, en pleno centro, la tumba de Rodrigo Díaz de Vivar (El Cid) y su esposa Doña Jimena. Existe la opción de comprar la entrada solo a la Catedral u optar por una pulsera que te da acceso a varias iglesias del casco histórico de Burgos, una opción muy interesante para aquellos que les guste visitar este tipo de edificios. Uno que no está incluído y que resulta especialmente interesante por su historia es el Monasterio de las Huelgas Reales.

2. Orbaneja del Castillo

Imagínate un paisaje verde, húmedo, donde las rocas son devoradas por la vegetación y las cascadas que caen serpenteantes desde las montañas… Ahora pon un pueblo en mitad de una cascada. Ya estás en Orbaneja. La roca caliza, erosionada por la fuerza del agua, ha generado un paisaje kárstico que es de los más pintorescos de la península.

El pueblo, de arquitectura popular, se encuentra en la frontera con Cantabria y destaca por su belleza y por las numerosas cuevas que se pueden encontrar en sus alrededores, como la Cueva del Agua, que solo es visitable cuando el caudal del río Ebro lo permite.

3. El Monasterio de Oña y sus jardines

El Monasterio de San Salvador es uno de los monumentos que más me han impresionado en Burgos. Sus grandes dimensiones y su riqueza artística merecen recorrerlo entero. En este monasterio se creó la primera escuela para sordomudos del mundo.

Cabe destacar el panteón real cuyos sepulcros están hechos de madera de nogal tallada y el impresionante claustro gótico. Tambien se pueden visitar los jardines benedictinos, donde se puede ver el verdadero estado de cierta parte del monasterio (hará las delicias de los aficionados al estilo abandonado) y el sistema de piscinas donde los monjes criaban angulas.

La comarca de Las Merindades recibe la visita de numerosos turistas atraídos por sus paisajes y las posibilidades que presenta.

4. Frías y las Merindades

Frías es uno de los pueblos de Burgos que pertenecen a la asociación de “Pueblos más bonitos de España”. Considerada la ciudad más pequeña de España, su casco histórico merece un paseo hasta su castillo, desde donde tendremos unas vistas espectaculares de todo lo que rodea a la villa, característica por sus casas colgantes, sus entramados medievales y su puente.

Frías está enclavado en la comarca de las Merindades, una tierra de incalculable valor dominada por el paisaje kárstico, las cuevas, los montes y las iglesias y ermitas románicas. Estampas como el monumento natural de Ojo Guareña o el enclave de Santa María de la Hoz se suceden casi de continuo.

Santa María de la Hoz se encuentra en un hueco en la roca excavado por el agua durante millones de años. El río ahora forma una serie de cascadas que se pueden visitar de manera cómoda.

5. Covarrubias y Santo Domingo de Silos

Covarrubias es uno de los lugares que más me gustan. Sus casas medievales con entramados similares a los que hay en otras partes de Europa (como la Alsacia) invitan a llevar a la imaginación a otros tiempos.

Un paseo por su casco históricosentarse en una terraza a degustar uno de los vinos de la D.O. Arlanza suponen planes perfectos para pasar una mañana soleada. Si hiciera frío, uno siempre puede refugiarse en alguno de los mesones que hay en la plaza principal a disfrutar de algún plato caliente con el que reconfortarse.

Cerca de Covarrubias se encuentra otra joya arquitectónica, el Monasterio de Santo Domingo de Silos. El pueblo también merece una visita, pero el claustro gótico del monasterio, de los más importantes del país, es una parada obligada. La antigua botica de los monjes benedictinos, poblada de volúmenes de plantas medicinales y de aparataje de laboratorio, es una curiosidad atractiva para todos aquellos que entran a verla, aunque si eres farmacéutico te gustará todavía más.

Covarrubias conserva su esencia medieval con sus calles empedradas y su centro histórico rodeado por murallas.

¿Dónde comer?

En Burgos hay numerosas opciones gastronómicas para gusto de todos. Por el centro hay una buena zona de tapeo, poblada por numerosos bares que concentran gran parte de la vida social de la ciudad. Las bravas del Mesón Burgos son algo imperdible, así como los desayunos en Viva La Pepa. Si se quiere algo más a mesa puesta, el Hotel Mesón del Cid, frente a la Catedral, es una buena opción (además allí se imprimió por primera vez La Celestina). En Covarrubias es de justicia recomendar Casa Galín, pero con la advertencia de que siempre hay que reservar con antelación.

¿Dónde dormir?

En la misma ciudad de Burgos hay una amplia oferta de alojamientos, pero si se quiere apostar por una experiencia menos urbanita, hay numerosas posadas, casas y hoteles rurales en casi todos los pueblos y comarcas.

Hemos probado la nueva hamburguesa vegetariana del New York Burger

La oferta vegetariana del New York Burger es cada vez mayor y eso nos pone felices

Hace poco menos de un año el equipo de Omglobalnews fuimos a probar New York Burger como pequeño reto de encontrar una buena hamburguesa vegetariana en un lugar donde, normalmente, no buscarías este tipo de comida. Por motivo de su 10º aniversario, la cadena está sacando una hamburguesa nueva cada semana y nos dijeron que la de esta semana era vegetariana, así que fuimos a probarla.

Aunque antes no pudimos resistirnos a pedir los fingers de queso con salsa de arándanos y una mazorca a la brasa partida en tres (aunque normalmente la parten por la mitad, al ser tres comensales nos dijeron que podían cortarla en tres trozos). Como bebida, ofrecen una buena selección de cervezas, esta vez elegimos Alhambra Especial 1925.

La hamburguesa se llama Plant Based Pulled Pork, y estará tan solo hasta este domingo (21 de abril de 2019) porque cada semana la hamburguesa cambia. Tiene un sabor fuerte a salsa barbacoa y setas. Lo que simula la carne son setas bañadas en una jugosa salsa, y también tiene kale, o col rizada, una derivada de la col que está muy de moda entre los smoothies de las celebrities de internet. La hamburguesa es muy sabrosa y, como el resto, puede servirse acompañada de variados sides. Nosotros pedimos patatas gajo, patata asada con salsa de la casa y ensalada NYB.

Nos avisaron de que, si quieres pedir la hamburguesa completamente vegana, había que indicarlo para que cambiaran el pan ya que, el pan tradicional con el que lo sirven, no es vegano. Nos pareció un gran detalle que se tuviera esto en cuenta.

Otra cosa que me llamó la atención fue el New York Green, que se trata de un bowl con una proteína (cuentan con varias opciones vegetarianas) acompañada de un una ensalada (quinoa, brotes verdes, arroz integral…). Una opción saludable y fácil para un vegetariano o vegano. No recordaba estas opciones cuando fuimos la última vez y es un punto muy positivo. Nos encanta que cada vez haya más oferta vegetariana y vegana en restaurantes donde el producto principal es la carne, pues lo de “no tener opciones cuando se sale a comer fuera” es uno de los factores que echa atrás a la gente a la hora de hacerse vegetariano/vegano o reducir su consumo de carne.

El único punto a mejorar es, otra vez, una elección del restaurante: no hay café. Nosotros somos muy de tomar un expresso al final de la comida, pero tampoco es un gran problema. Si pasáis pronto por el restaurante, os recomiendo encarecidamente preguntar por la hamburguesa de la semana, pues no está en carta.

Los tres pedimos la Plant Based Pulled Pork burger, pero distintos sides.

 

Mazorca a la brasa con queso y mantequilla

Levadura Madre: las mejores torrijas de Madrid

Hemos encontrado las mejores torrijas de Madrid y están a dos pasos de Argüelles.

Hacía bastante tiempo que quería volver a Levadura Madre, la pequeña pero acogedora cafetería que se encuentra en Andrés Mellado, 8 (Madrid). El interior se veía muy bonito e íntimo, y desde fuera se puede observar que cuentan con gran variedad de productos, no solo para consumir en el local, sino también para comprar y llevar a casa.

Esta tarde fuimos en busca de una rica y nutritiva merienda, y en el cartel de fuera tenían varios menús de merienda (desde las 16:00h hasta cierre de local). La combinación más cara era de tan solo 4,35€, y se trataba de té/café + torrija. No pudimos resistirnos porque aseguraban que estaban muy ricas. Y podemos confirmar que sí, lo estaban.

La ración que sirven es suficiente: es una torrija muy grande y dulce. Yo incluso me atrevería a compartirla, porque llena bastante. La textura es muy jugosa. El café lo pedimos con bebida de soja, aunque también tienen leche de vaca y sin lactosa.

Además, frente al mostrador, se encuentra una enorme estantería con una gran selección de productos artesanales: rosquillas, crackers, pastas, bizcochos… Nosotros no pudimos resistirnos y nos llevamos dos patés: uno de boletus y otro de aceitunas negras (4,95€ cada uno).

Otra recomendación, si vais a desayunar: compartid tostadas. Sirven mucho pan de distintos tipos súper ricos. La más popular parece ser las de tomate (cuando fui hasta tres personas pidieron esta tostada). Si pasáis por Levadura Madre por este artículo nos encantaría que se lo digérais y se lo enseñéis. Es un local muy bonito y le tenemos mucho cariño.

Las torrijas, los cafés con bebida de soja y los botes de paté.

 

Vistas al entrar en Levadura Madre, de Argüelles.

 

Frente al mostrador, hay una estantería llena de productos naturales y artesanos.

Recomendaciones en Madrid: Brunch del Hotel Emperador

¿Para qué desayunar o comer pudiendo tener un punto intermedio? Pues eso es el brunch.

Empezando por el postre: Volcán de chocolate y tartaleta de manzana.

 

Imagina despertarte un día tarde, lo suficiente como para que no merezca la pena desayunar pero no lo necesario como para que sea ya la hora de comer. La solución es el brunch, una moda que hace unos años comenzó a ponerse de moda y que ahora es el día a día de gente como yo.

Y lo mejor del brunch es encontrar un sitio donde no solo disfrutes de ese momento del día sino que toda la experiencia sea increíble. Algo así ocurre en la terraza del Hotel Emperador, en la calle Gran Vía. Allí, todos los domingos de 13h a 16h, puedes disfrutar de un brunch muy, muy completo.

De plato principal unos huevos benedictines.

Eso sí, el precio va acorde. Por 39€ por persona tienes una variedad bastante grande de platos que parten de un buffet con bollería, frutas, zumos, yogures y cereales; seguidos de un entrante, una ensalada, un plato principal y un postre. Y, por supuesto, una bebida y un café o té. Es decir, llega un punto en el que deja de ser un pequeño brunch para convertirse en una auténtica comida.

La duda queda entre si lo mejor de esta experiencia es la comida o el lugar donde tiene lugar. La terraza del Hotel Emperador se encuentra en la última planta dando de lleno a la calle Gran Vía, pero alejado del ruido del tráfico, con lo que te llevas lo mejor de Madrid mientras disfrutas de un buen brunch.

La ensalada burrata con cebolla confitada.

Recomendaciones en Madrid: Restaurante Picaboca

Hace unos días tuve la oportunidad de pasar un rato en Picaboca, un restaurante en pleno corazón de Madrid con unos de los sándwiches más ricos de la ciudad.

El “Aplatanao” es uno de los entrantes estrella.

 

Una de las pequeñas dificultades que me encuentro al llevar una dieta vegetariana es que no en todos sitios hay algún plato que pueda comer. La realidad es que en Picaboca (calle Núñez de Arce, 6) están especializados en sándwiches y hamburguesas con toda variedad de carnes, pero al mencionar que yo no podía comerlos no dudaron en ofrecerme alternativas.

Como entrante, por ejemplo, pude probar el “Aplatanao” (9,90€), originalmente cerdo y ossobuco guisado sobre tostones de plátano frito; pero que en mi caso prepararon sin la carne y añadiendo queso por encima. El resultado fue algo delicioso.

La especialidad del Picaboca son los sándwiches.

Como plato principal, era lógico que tenía que probar los sandwiches. En esta ocasión no tuvieron que hacer ninguna adaptación ya que uno de ellos, el “Que me derrito por ti!” (7,90€) está hecho únicamente con varios tipos de queso y tomate. Todos los sándwiches incluyen un acompañamiento de patatas y el resultado demostró que, efectivamente, este tipo de comida es al especialidad del restaurante.

Aunque para ese momento ya estaba saciado y no pude pedir más, Picaboca tiene también unos cuantos postres y, sobre todo, una amplia carta de cervezas de lo más variopintas.

Si no conoces bien el açaí te interesa leer esto

Es un fruto cargado de propiedades y nutrientes con un sabor increíblemente delicioso. Pero, ¿cómo se prepara?

Una forma de preparar el açaí es en formato bowl.

Si vives en una ciudad es más que probable que hayas escuchado hablar del açaí. Las modas son como son, y en ciudades como Madrid y Barcelona han ido apareciendo locales donde se sirven bowls de açaí o incluso enteramente dedicados a este singular plato.

Pero, ¿qué es el açaí? Como tal, el açaí es un fruto parecido a una baya que crece al norte de Brasil en un tipo de palmera. Este fruto ha sido parte de la dieta indígena sudamericana durante cientos de años, pero hace relativamente poco se ha popularizado también en el resto del mundo.

No solo está deliciosa sino que está cargada de vitaminas (A, B y C); Omega 3, 6 y 9; antioxidantes, fibra y proteína vegetal. Es decir, es un alimento altamente nutritivo que, además, está riquísimo.

El Açaí Bowl de Beleeza tiene ingredientes como fruta y granola que le dan el toque perfecto.

Con este pretexto, la forma más popular de consumir este fruto es en forma de bowl. Los açaí bowls se preparan a partir de bayas de açaí trituradas hasta formar una pasta de textura similar al yogur (pero de un color oscuro) al que se añaden todo tipo de frutas y semillas para obtener diferentes combinaciones.

Beleeza, una empresa especializada en el açaí ha abierto tres Açaí Bares en Madrid. Uno en la calle Velázquez 120, otro en Fernando VI 21 y el último, en colaboración con Patio, en Alberto Aguilera 19. A este último tuvimos ocasión de ir ayer para probar de primera mano los increíbles açaí bowls.

La combinación de granola, plátano y semillas de chia con el açaí fue sin duda un acierto; convirtiendo este plato en algo fundamental a partir de ahora en los desayunos o en las meriendas.

Los 8 mejores puntos instagrameables de Los Angeles

Si viajas a Los Angeles y quieres sacar unas buenas fotos, no te puedes perder esta guía.

Estados Unidos es una país asustantemente grande y, por tanto, lleno de destinos icónicos a lo largo de su extensión. Sin duda alguna, Los Angeles es uno de ellos al ser el corazón de la industria cinematográfica internacional. Si alguien menciona Los Angeles, automáticamente piensas en Hollywood, en los estudios de cine y en la vida de los famosos en Berverly Hills.

Sin embargo, Los Angeles da para mucho más. Personalmente pienso que en su conjunto es una ciudad fea (por no hablar de lo difícil que es comer sano siendo vegetariano allí). Es increíblemente extensa y eso provoca que haya mucho “relleno” entre punto de interés y punto de interés. Pero si eres fotógrafo es una ciudad que tiene muchísimo que aportar. Una de las principales diferencias que noté con otras grandes ciudades es que, a excepción del Downtown, todos los edificios de Los Angeles no superan una o dos plantas de alto. Tienden a ser parte de una especie de vastos “polígonos” muy característicos de edificios de baja altura que tienen un punto a favor muy interesante: dejan pasar la luz.

A diferencia de otras ciudades como Madrid, de edificios relativamente altos en calles relativamente estrechas, las calles de Los Angeles son amplias y sin nada que las cubra, así que el sol entra directo prácticamente a cualquier hora del día; y por la noche la intensa iluminación artificial de neones, bombillas y faros de coches hacen que no exista la oscuridad. Como consecuencia, todas las fotos tienen una luz muy difícil de conseguir en otros lugares.

Así que si eres fotógrafo, estos son 8 lugares clave de Los Angeles donde hacer fotografías increíbles.

THE BROAD MUSEUM
221 S Grand Ave, Los Angeles, CA 90012

Empezamos en Downtown LA, el distrito centro de la ciudad, donde en un espacio relativamente cercano hay varios puntos fotográficos muy interesantes. El primero de ellos es el Broad Museum (pronunciado Brod). El exterior del museo da para hacer alguna fotografía, pero en su interior, además de muchas obras de arte moderno muy famosas, se encuentra la Infinity Mirror Room; una obra de Yayoi Kusama muy peculiar. Es un espacio cerrado en el que se te asigna un turno de entrada y en el que dispones de 1 minutos para vivirlo o fotografiarlo. Si entráis, id con la cámara preparada, mirad al frente y dadle al disparador; pero reservad al menos la mitad del minuto para dejar la cámara y simplemente vivir la experiencia de la sala. Es una sensación alucinante que merece la pena disfrutar.

La Infinity Mirror Room es mucho más que un lugar donde hacerse fotos.

WALT DISNEY CONCERT HALL
111 S Grand Ave, Los Angeles, CA 90012

Siguiendo la calle desde el Broad Museum se encuentra el Walt Disney Concert Hall, que si bien es increíble en su interior y escenario de conciertos importantísimos, su lado más fotogénico es el exterior. Diseñado por el arquitecto Frank Gehry y con un gran parecido a otra de sus obras, el Museo Guggenheim de Bilbao, su fachada forma un laberinto de enormes placas metálicas que se estrechan y se amplían en numerosos puntos, convirtiéndose en el escenario perfecto de tus fotografías.

Las paredes del Walt Disney Concert Hall se curvan a tu alrededor.

BRADBURY BUILDING
304 S Broadway, Los Angeles, CA 90013

El edificio Bradbury es uno de los más importantes de centro de Los Angeles. Con una gran historia a sus espaldas, ha sido también escenario para varias películas, anuncios y videoclips. Y ahora de tus fotos.

Enla fachada exterior puedes encontrar un cartel explicativo con la historia del edificio.

Dentro, una red de escaleras y pasillos con un estilo muy industrial recorre cada rincón.

LACMA (LOS ANGELES COUNTY MUSEUM OF ART)
5905 Wilshire Blvd, Los Angeles, CA 90036

Un espacio muy peculiar es el que se encuentra fuera del LACMA, uno de los museos más importantes de Los Angeles. Allí, un patio lleno de farolas forman un lugar de una geometría muy curiosa que permite perderse entre las columnas y encontrar fotografías únicas.

Se puede jugar con la simetría más absoluta.

O con los ángulos, para que parezca que las farolas casi forman paredes.

HOLLYWOOD WALK OF FAME
Hollywood Walk of Fame, Los Angeles, CA 90028

El famoso paseo de la fama de Hollywood es también uno de los sitios más pintorescos de la ciudad. En esta calle se puede encontrar todo tipo de comercios y de gente, que dan mucho juego a la hora de hacer fotografías. Con luz solar merece la pena pasarse por el Dolby Theatre, donde tienen lugar prestrenos de las grandes películas del año; pero cuando cae la noche, la calle se llena de luces de neón que consiguen unas fotografías únicas.

La infinidad de teatros, cines y comercios de esta calle están siempre decorados con miles de luces y neones.

El Teatro Dolby tiene una estética asiática muy característica.

PINK WALL (PAUL SMITH)
8221 Melrose Ave, Los Angeles, CA 90046

En Melrose Avenue hay bastantes puntos fotográficos a lo largo de toda su extensión, pero sin duda uno de los más famosos es la pared rosa de la tienda Paul Smith. Dependiendo de la hora del día, la luz incide en un costado u otro, con lo que se pueden conseguir efectos muy distintos.

A veces hay un guardia de seguridad que no deja hacer fotos con cámaras DSLR, pero con el móvil no deberías tener problema.

GRIFFITH OBSERVATORY
2800 E Observatory Rd, Los Angeles, CA 90027

El Observatorio Griffith no solo es un sitio maravilloso para aprender astronomía, si no que tiene unas vistas únicas de la ciudad (tanto de día como de noche). Llegar hasta el lugar no es fácil, ya que está apartado en la cima de una colina, así que te recomendamos que dediques toda una tarde a esto.

La ciudad de Los Angeles a veces es llamada Ciudad de las Estrellas, y desde aquí arriba se entiende por qué.

La gran simetría del edificio lo vuelve muy imponente de noche.

SANTA MONICA PIER
200 Santa Monica Pier, Santa Monica, CA 90401

Técnicamente Santa Monica no es Los Angeles, pero se considera parte del mismo. Al oeste de la ciudad, a una hora y algo en transporte público, se encuentra la playa de Santa Monica. Una playa famosísima tanto por su zona de comercios como por su muelle.

Todo el muelle tiene una estética retro pin-up que consigue fotos únicas.

Las atracciones del propio muelle traen mucho color a las imágenes, especialmente en un día soleado con el cielo despejado.

Ruta de Harry Potter por Londres

Todo fan de Harry Potter debería conocer estos lugares de Londres

Fotografía de Warner Bros. Studio Tour London

Todo fan de Harry Potter ha soñado con recibir la carta de Hogwarts, atender al Colegio de Magia y Hechicería, aprender encantamientos y comer los deliciosos pasteles de calabaza del Gran Comedor. Todo eso es un poco complicado dado que es una obra de ficción, le pese a quien le pese.

Eso no significa que no existan maneras de acercarte un poco a la magia de esta saga mágica. Si visitas la ciudad de Londres, estas son mis recomendaciones personales que te harán sentirte como en una película de Harry Potter.

1. Warner Bros. Studio Tour

Los estudios de Harry Potter están a las afueras de Londres, pero merece la pena pasar una mañana entera ahí. Se trata de los estudios de grabación de las películas, y está lleno de escenarios y props que se utilizaron realmente al rodarlas. Puedes encontrar también vestuario que llevaron los actores y probar la cerveza de mantequilla, además de entrar a la casa de los Dursley y en el Autobús Noctámbulo.

Todos los trucos y preguntas sobre los estudios, los tienes en un vídeo que hice contando mi experiencia.

2. King’s Cross / St. Pancras Station 

Si siempre has querido pasar la pared de King’s Cross, lo tienes muy fácil. En la misma estación está el Andén 9 3/4, con un carrito cruzando la pared. Si tienes la paciencia para hacer una inmensa cola, podrás hacerte la foto. Hay un fotógrafo profesional y, si quieres esa foto, tendrás que pagarla. Sin embargo, si vas con alguien puedes pedirle que te haga una foto con tu móvil y no habrá ningún problema.

No dejes de visitar la tienda que hay justo al lado del carrito, es imposible perdérsela porque ya se han encargado los de Warner de poner bien grande que ahí se vende merchandising. Eso sí, es todo oficial, así que atento al bolsillo.

Justo al lado de King’s Cross se encuentra St. Pancras Station, que es el edificio exterior que sale por detrás justo cuando Ron y Harry se van volando en el Ford Anglia de color turquesa en Harry Potter y la cámara secreta.

3. Leadenhall market

¿Te suena este mercado? En la primera película, Leadenhall Market se usó para grabar el exterior de las tiendas mágicas que había en el callejón. La primera vez que lo vi lo encontré por casualidad, ni siquiera sabía que estaba ahí ese mercado. Sin embargo, lo reconocí al momento. Mágico, ¿verdad?

4. Puente Millenium

Muy cerca de Leadenhall Market se encuentra el Puente Millenium, y si has visto Harry Potter y el príncipe mestizo te sonará por aparecer en una escena donde los Mortífagos hacen de las suyas.

5. Cabina telefónica hacia el Ministerio de Magia

Cuando Harry y el señor Weasley tienen que ir al Ministerio, lo hacen a través de una cabina. En ella tienen que marcar el código 62442 para poder acceder al edificio. Siendo mucho desilusionarte con esta, pero esta cabina no existe. La llevaron específicamente para grabar la escena, aunque te puedo decir donde es. Está en la esquina de Whitehall Place con Scotland Place, la parada de metro de Charing Cross.

6. Grimmauld Place, 12

El cuartel general de la Orden del Fénix y la casa de Sirius Black se encuentra en Claremont Square. Se dice que está inspirado en Lincoln’s Inn Fields, la plaza pública más grande de Londres. Sin embargo, fueron las casas adosadas de Claremont Square las que se usaron como exterior de Grimmauld Place.

BONUS 1: Harry Potter and the Cursed Child

No es una localización, pero si vas a Londres te recomiendo comprar entradas para la obra de teatro de Harry Potter. Es necesario tener un nivel de inglés para poder entender lo que dicen, pero es bastante sencillo. Aunque son costosas, está justificado por la duración de la obra, pues son casi cinco horas de teatro.

BONUS 2: Pub mágico The Cauldron

Personalmente no he ido porque no conocía la existencia de este pub hasta hace apenas unas semanas. The Cauldron es un pub inmersivo donde podrás crear pociones, tomar cócteles y participar en actividades relacionadas con tu saga favorita. Tienes que comprar tickets antes de ir, porque está siempre a tope.

¿Te has apuntado los sitios para ir?

Mis 5 cafeterías favoritas en Madrid

Ahora que empieza el tiempo de lluvia, lo que más apetece es descubrir cafeterías en Madrid

Esta semana las temperatuas caen en picado, y ahora lo que más apetece es tomar café y tarta en una cafetería bonita en la que te sientes como en casa. Por eso creo que es apropiado que os hable de mis cinco cafeterías favoritas de Madrid. Si la tuya no está en la lista déjalo en los comentarios para que descubramos sitios nuevos.

Pum Pum Café

Pum Pum Café (Calle Tribulete, 6) no es una novedad para muchos de vosotros, y hay que ir temprano si no quieres esperar haciendo cola. Muy cerca de la parada de metro Lavapiés encuentras este rincón rústico donde podemos tomar café recién molido de kilómetro cero y elegir entre una gran variedad de tartas y bizcochos recién horneados. Mi recomendación: probad los lamingtons, están riquísimos.

 

Salón des Fleurs

Este salón de té está situado en Calle Guzmán el Bueno, 106. Tiene un encanto único, y es que también es una floristería y una tienda de regalos. Es un sitio precioso para hacer fotos, por lo iluminado que está. Recomiendo reservar porque es difícil encontrar sitio.

 

Café Mür

Perfecto para ir a tomar un café a media mañana, merendar o incluso disfrutar de un brunch completo. Café MÜR es un clásico y todo el mundo lo conoce, pero sigue siendo una de mis cafeterías favoritas. Está en Plaza Cristino Martos, 2 y os lo recomiendo encarecidamente para los días lluviosos (si podéis coger una de las mesas del piso de arriba, cerca de la ventana, mucho mejor).

 

Plántate

Otra cafetería que me encanta y a la que quiero ir mucho más es Plántate Café (Calle Mesón de Paredes, 28). Tienen una gran carta de cafés y las tostadas están riquísimas. Cuando fui pedí una con tomate y aguacate y ahora mismo me está entrando hambre solo de pensar en ella. Además tienen dulces para las meriendas que tienen pintaza.

 

Lolina Vintage

El Lolina Vintage (Calle de Espíritu Santo, 9) es un gran favorito de muchos. Café, té, tartas, cócteles… Le tengo especial cariño porque fue una de las primeras cafeterías que visité en Madrid cuando me mudé aquí. Tiene una estética retro muy acogedora y que esté tan cerca de Tribunal la hace muy accesible.

¿Cuáles son las tuyas?

 

Restaurante Raimunda en Madrid: calidad en el mejor ambiente

Esto fue lo que pedimos tres vegetarianos en el restaurante Raimunda de Madrid

Si pedís entrantes, de verdad, pedid las patatas hojaldradas.

El restaurante Raimunda es una terraza que se encuentra en Paseo de Recoletos, número 2. El ambiente es relajado, elegante y cuidado: un exterior de mesas de cristal y mármol preparadas para distinto número de comensales organizadas en varios niveles, rodeadas de árboles, plantas diversas y fuentes de agua.

No es un restaurante vegetariano, entre su menú podemos encontrar distintas carnes y pescados. Sin embargo, son muchas las opciones que encontramos y pudimos elegir sin problema.

En la foto principal podemos observar tres de los platos que pedimos: patatas hojaldradas con hojas de chipotle (8,50€), salmorejo con helado de queso de cabra y yuca crujiente (8€), y burrata de Pugglia con cherry confitado y pesto al maíz (13,50€).

Las patatas hojaldradas fueron un favorito de la mesa. Se trata de largos trozos de patata cuidadosamente elaborados para dar una textura hojaldrada y crujiente, pero el interior conserva la textura de patata frita que tanto conocemos. La salsa tenía un toque picante, pero muy suave, así que animo a probarla aunque no seas muy fan del picante.

El salmorejo estaba delicioso. Si bien el helado de queso de cabra nos dejó un poco indiferentes, la yuca crujiente le daba un crujiente muy interesante. Fue delante de este plato cuando nos paramos a reflexionar en la elaboración y originalidad de los platos: siendo algo tan sencillo y tradicional como un salmorejo, los ingredientes eran nuevos y, los detalles, creativos.

La burrata de Pugglia fue uno de mis favoritos. La salsa al pesto que la cubría estaba increíble. Simplemente no puedo decir mucho más que esto: tenéis que ir y probarla. También pedimos dos platos más: verduras salteadas al wok con ají amarillo (12€) y huevos rotos trufados (12€).

Los huevos rotos trufados pueden parecer un plato sencillo, pero su sabor es indescriptible.

Las verduras al wok fueron mis favoritas. Era un plato muy sabroso, pero ligero al mismo tiempo. La salsa llevaba curry, cúrcuma, leche de coco y jengibre, entre otros. Puedo asegurar que los huevos trufados fueron otro favorito en la mesa.

Finalmente, fuimos tentados con postre y café (2€), el cual agradecimos bastante. Pedimos, de entre todas las opciones, mousse de cheescake con ralladura de lima (5,50€). El postre me sorprendió mucho, pues siendo de sabor tarta de queso esperaba algo bastante empalagoso, pero no fue el caso.

El sabor, la localización y la relación calidad-precio sitúan a Raimunda como un gran restaunte al que ir y celebrar una ocasión especial. Si váis, decidnos qué opináis.