Solo existen cinco Starbucks así en el mundo

Si te gusta la popular marca de cafés, te encantará saber esto.

Todo el mundo conoce Starbucks y seguro que alguna vez has estado en uno. Lo que es menos probable es que hayas estado en una variación especial y única de la cafetería llamada Reserve Roastery. ¿Y por qué? Porque solo hay cinco en todo el mundo.

Los Starbucks Reserve Roastery son un tipo especial de cafetería de la compañía que representa lo mejor de todo lo que la empresa quiere transmitir. Los cinco que existen se encuentran en Nueva York, Seattle, Shanghai, Tokio y Milán; y este último es además el primer Starbucks de cualquier tipo que existe en Italia, que hasta hace poco se mostraba muy reticente a traer competencia a sus espresos tradicionales. Próximamente en Chicago abrirá la sexta Reserve Roastery, pero antes de que eso ocurra hemos viajado hasta Milán para descubrir este modelo de cafeterías en primera persona.

En la Piazza Cordusio número 3 se encuentra un edificio imponente e impactante de la ciudad, el Palazzo Broggi, en el que ahora se encuentra el único Starbucks de toda Italia. A diferencia de otras cafeterías de la compañía, los Reserve Roastery cuentan con muchas cosas más además de café. Para empezar, todas cuentan con una tienda de regalos, souvenirs y objetos de diseño de todo tipo; desde vajilla especial para café hasta estatuillas decorativas únicas.

Los Reserve Roastery cuentan además con una sección de comida típica italiana, con pizzas cocinadas al momento. También una barra para bebidas y una sección de cafetería en la que no encontrarás las bebidas típicas de Starbucks, sino cafés de todo el mundo y, al menos en Milán, una combinación que no te puedes perder: café con helado.

Un helado que fabrican al momento con nitrógeno líquido y a elección del consumidor, al que le viertes por encima el café que hayas decidido tomar. Y eso es justo lo que pedí. Hemos preparado una pieza para nuestra cuenta de Instagram (@omglobalnews) donde conocer en primera persona las curiosidades de estas cafeterías.

 

 

He estado tres días en París y esto es lo que debes saber antes de ir

Cosas importantes que debes saber antes de ir a la ciudad de la luz

Hace unos meses decidí planificar un viaje a París. Aunque era mi cuarta vez en la cuidad, era la primera vez que iba a planificarlo. Con un itinerario en PDF a repartir entre los asistentes, con los documentos necesarios para el viaje en él. Cuando me pongo a organizar viajes soy peor que Mónica de Friends.

No voy a hacer aquí un repaso de “las 20 cosas turísiticas que hacer en París en menos de 48 horas” porque para eso ya tenéis cientos de blogs online. Pero sí voy a enumerar unos cuantos puntos que me parecen interesantes a tener en cuenta y ojalá os sean útiles para vuestro próximo viaje a París.

1. Ver París desde las alturas

Hay varios puntos de la ciudad desde donde poder ver París desde arriba. Se ven los tejados parisinos, las grandes avenidas, los distintos edificios históricos. El sitio más obvio para subir a disfrutar de esto es, por supuesto, la Torre Eiffel. Sin embargo y para mí, aunque puede ser una interesante experiencia, no son las mejores vistas porque desde la Torre Eiffel no se ve la Torre Eiffel. Además, el precio es bastante elevado y, para mí, es demasiado alto. Se ve mucho la ciudad pero no da para distintguir mucho más allá de la arquitectura.

Por estas mismas, hay gente que dice que las mejores vistas son desde la Torre de Montparnasse porque desde ahí no se ve la Torre de Montparnasse. Tiene sentido si opinas que el edificio es feo y que desentona con el resto de la ciudad. Yo estoy de acuerdo, pero creo que el precio puede ser también bastante elevado. Otra opción guay era ir a Notre-Dame, con geniales vistas por poco dinero. Durante varios años esto no va a poder hacerse, así que ni os molestéis.

Estas son dos otras opciones que me gustan más:

Está la opción de subir al Sacré-Cœur, en Montmartre. Es un barrio precioso y tiene un buen paseo muy bonito si hace buen día. Una vez lo subí con maletas lloviendo a cántaros y, aunque no lo recomiendo porque hay cuestas y el suelo no es el adecuado, también puede hacerse. Subir hasta el exterior de la basífica es gratuito, y las vistas desde el césped que hay ahí son muy bonitas. Remarco que eso es gratuito. También puedes subir a lo alto de la basílica, aunque eso tiene un importe de unos seis euros.

Otra opción guay es subir al Arco de Triunfo. No es tan alto como la Torre Eiffel, pero el precio es bastante razonable y las vistas son increíbles. La cola puede durar tan solo unos 20 minutos (lo cual es guay, es mucho menos que en la Torre) y se ve muy bonita la Torre Eiffel.

Una última opción: la terraza de los grandes almacenes Printemps. Están al lado de Galerías Lafayette y lo único que hay que hacer es subir por las escaleras mecánicas. Son unas vistas muy bonitas y gratuitas.

2. Para visitar el Louvre

Lo primero de todo: si eres menor de 26 años y ciudadano de la Unión Europea el Louvre es totalmente gratis para ti. Solo tienes que presentar el DNI y pasar por la cola de “Con entrada” que hay frente a la pirámide principal del Louvre. Lo dejo aquí en la primera frase porque para mí fue bastante confuso encontrar un modo de entrar mostrando mi DNI. Hay dos colas (una para la gente que ya tiene la entrada comprada y otra para los que no la han comprado aún) y eso solo en la entrada principal.

Si no tienes entrada y no cumples los requisitos para la entrada gratuita, hay otras puertas que te llevarán al interior del museo antes que si usas la entrada principal. Por ejemplo: la del Carrousel del Louvre, que es un centro comercial subterráneo en la entrada del Louvre. Para entrar ahí, lo mejor es ir al mini arco de triunfo que hay entre el museo del Louvre y el Jardín de las Tullerías (el mini arco se ve desde la pirámide principal) y ahí hay una entrada subterránea que te lleva al vestíbulo del museo donde comprar una entrada más rápidamente. También puedes acceder a través del metro, siguiendo los carteles de la parada.

Y te recomiendo ver algún vídeo para planear tu recorrido por el museo. El Louvre es un museo absolutamente gigante y puede ser bastante agobiante. Hay muchos vídeos de “El Louvre en 3 horas” en YouTube, encuentra el que más se adapte a tus necesidades.

3. Para salir a tomar algo

Me flipan las terrazas a pie de calle de París, pero una copa de vino puede costarte 10 euros y eso es un poco robo a mano armada, así que lo digo ya: la zona guay para salir es Châtelet. Alrededor del Centro Pompidou hay muchos bares y sitios donde tomar algo barato. Parece algo obvio, pero no vayas a los Campos Elíseos a por una cerveza o te pedirán tu riñón para pagar los impuestos.

Estos son algunos consejos muy básicos que me hubiera gustado saber y que no salen en todos los blogs de París. Si vas a la ciudad de las luces, no olvides comentarlo con nosotros a través de las redes sociales.

Tres recetas vegetarianas y muy fáciles para la semana sin carne

Recetas veganas, muy rápidas, fáciles y deliciosas para empezar una dieta sin carne ni pescado

Photo by Brooke Lark on Unsplash

Greenpeace ha lanzado el reto de no comer carne (ni pescado) durante una semana. Igual que la Semana sin plástico, es un periodo para aprender sobre los efectos de la industria ganadera y la pesca masiva, además de probar lo que sería reducir el consumo de carne y pescado y probar nuevas recetas.

¿Sabías que la industria ganadera genera tantos gases de efecto invernadero como todos los coches, trenes, barcos y aviones juntos? ¿Sabías que el 80% de la deforestación de la Amazonía está relacionada con la ganadería industrial? ¿Sabías que los purines, antibióticos, fertilizantes y plaguicidas usados en la ganadería industrial contaminan los acuíferos? Además, la ganadería industrial demanda altas cantidades de agua. Por ejemplo, para producir 1kg de filete de ternera son necesarios 15.000 litros de agua, mientras que para producir 1 kg de zanahorias hacen falta 131 litros. –Greenpeace, en su artículo de “¡Súmate al Reto Sin Carne!”.

En Omglobalnews somos muchos vegetarianos y apoyamos totalmente esta iniciativa. No para convenceros de adoptar una dieta vegetariana, pero al menos para daros buenas razones para reducir el consumo de carne y pescado. Y si esto os hace ver los beneficios no solo para la salud, también para el medio ambiente, y decidís dejar definitivamente la carne, el pescado y los productos de origen animal, por nosotros genial.

Aunque Greenpeace propone un menú completo semanal y aprobado por nutricionistas para iniciarse en una dieta vegetariana y saludable, yo quiero también enseñaros que seguir una dieta variada, vegetariana y deliciosa es muy sencillo gracias al maravilloso mundo de Internet, con infinitas posibilidades de recetarios: en vídeo, en formato blog, podcasts de nutrición, distintos niveles de dificultad.

1. Sándwich de ensalada de garbanzos, de Caitlin Shoemaker

Caitlin Shoemaker es una youtuber vegana y, por tanto, todas sus recetas lo son. Para comprender sus vídeos tienes que hablar inglés, pero seguir sus recetas es muy fácil y, al tener también su blog donde están escritas las recetas completas, es muy fácil usar el traductor de Google cuando no sabemos muy bien qué ingrediente está utilizando.

Esta receta me ha parecido muy interesante incluirla porque está diseñada para que sea perfecta para un picnic. Ahora que llega el buen tiempo y comer en un parque parece un plan adecuado, yo me veo en la necesidad de tener recetas así bajo la manga.

Aquí tienes el vídeo completo con la receta del sandwich (empieza en el minuto 1:55) y te dejo también la entrada de su blog por si te animas a visitarlo y ver en detalle las cantidades necesarias.

2. Hamburguesa picante de alubias, de Madeleine Olivia

Otra youtuber vegana, Madeleine Olivia. Mentiría si dijera que no disfruto de sus vídeos por la estética y el sonido del crujir de la cebolla al ser cortada. Esta receta en concreto es para los escépticos de las posibilidades de los vegetales. Las alubias, lentejas y garbanzos son unos ingredientes increíbles para conseguir texturas para hacer una hamburguesa. ¿Por qué íbamos a dejar de disfrutar del formato hamburguesa por ser vegetarianos o veganos? Nos gusta el formato, nos gusta comer con las manos, y nos gusta que pueda hacerse de manera muy barata y sin crueldad animal.

Esta hamburguesa entra dentro de un vídeo suyo de “recetas por menos de 1 libra (1,15€)”. Los ingredientes son muy baratos y la porción sale así de barata. Ser vegetariano no significa gastarse mucho dinero, ni renunciar al sabor. Este es solo un ejemplo y además está muy rico y tiene una pinta increíble.

3. 7 desayunos fáciles y saludables, por Diana Karenina de Vida Vegana

Aquí estoy haciendo trampas, pero solo quiero daros opciones. Culpadme de ello. A veces tenemos más tiempo para cocinar, pero los desayunos no suelen ser esos momentos. Nos encanta coger una tostada rápida y salir de casa. O, a veces, ni eso. Hemos oído mil veces que desayunar es muy importante para que nuestro metabolismo no se vuelva loco, así que quiero presentaros muchas opciones vegetarianas (de hecho, veganas) para que elijas la que más te guste y cambies un poco del típico bol de cereales y leche.

Mi favorito es la avena que te preparas la noche anterior, así no tienes que preocuparte de “es que no tengo tiempo para desayunar”. Comienza en el minuto 3:18. Y alguna vez he hecho las tortitas esas que aparecen en la miniatura y que son la primera receta y, mira: sinceramente, están increíbles, son muy rápidas de hacer, son saludables. Qué más le puedo pedir a unas tortitas. Yo creo que nada. Pedirle algo más sería, además de extraño porque las tortitas no hablan, maleducado.

Aunque no hayas empezado el reto de la semana sin carne el lunes, no te preocupes: puedes empezar ahora. O mañana. Cuando te venga bien. O ir alternando recetas. Lo más improtante es que hay que reducir nuestro consumo de carne y pescado para que el planeta Tierra pueda ser un lugar sostenible y habitable. Y no puedes negar que estas recetas tienen todas pintaza. Es que no hay excusa.

5 claves para descubrir Burgos

No hace falta salir de España para encontrar lugares increíbles.

El turismo rural y las escapadas a pueblos con encanto están a la orden del día. A los más urbanitas nos encanta esa sensación de desconexión y de visitar lugares donde la vida es más sencilla y menos ruidosa. Parajes que dejan sin palabras, contrastes de colores que alegran la vista, platos regionales que se convertiran en algunos de nuestros favoritos para siempre, dulces típicos que salen cada mañana de un obrador… Nos encanta todo esto y en España podemos disfrutarlo en multitud de lugares.

Según el INE, la Comunidad Autónoma que más pernoctaciones de turismo rural recibe es Castilla y Léon. Parte de esa España vacía, de la que tanto hemos oído hablar últimamente, esconde joyas arquitectónicas, cultura en cada esquina e historia viva que nos llama a recorrerla de extremo a extremo viviendo sus contrastes. Esta vez me voy a centrar en la tierra que vió nacer la leyenda del Cid Campeador para contaros 5 lugares fantásticos que visitar si pasáis por Burgos.

La Catedral es una de las mayores joyas del gótico y corona el casco histórico de Burgos.

1. La Catedral de Burgos

Era obvio que esta iba a ser la primera. La Catedral es una de las maravillas del gótico y uno de los edificios más impactantes que se pueden ver en nuestro país. Se trata de una de las grandes referencias, junto con Notre Dame de Paris, Notre Dame de Chartres o la Catedral de León.

En su interior encontraréis impactantes columnas, vidrieras de todos los colores, juegos de luces y sombras que dan diferentes tonos a la piedra, un claustro en madera espectacular y, en pleno centro, la tumba de Rodrigo Díaz de Vivar (El Cid) y su esposa Doña Jimena. Existe la opción de comprar la entrada solo a la Catedral u optar por una pulsera que te da acceso a varias iglesias del casco histórico de Burgos, una opción muy interesante para aquellos que les guste visitar este tipo de edificios. Uno que no está incluído y que resulta especialmente interesante por su historia es el Monasterio de las Huelgas Reales.

2. Orbaneja del Castillo

Imagínate un paisaje verde, húmedo, donde las rocas son devoradas por la vegetación y las cascadas que caen serpenteantes desde las montañas… Ahora pon un pueblo en mitad de una cascada. Ya estás en Orbaneja. La roca caliza, erosionada por la fuerza del agua, ha generado un paisaje kárstico que es de los más pintorescos de la península.

El pueblo, de arquitectura popular, se encuentra en la frontera con Cantabria y destaca por su belleza y por las numerosas cuevas que se pueden encontrar en sus alrededores, como la Cueva del Agua, que solo es visitable cuando el caudal del río Ebro lo permite.

3. El Monasterio de Oña y sus jardines

El Monasterio de San Salvador es uno de los monumentos que más me han impresionado en Burgos. Sus grandes dimensiones y su riqueza artística merecen recorrerlo entero. En este monasterio se creó la primera escuela para sordomudos del mundo.

Cabe destacar el panteón real cuyos sepulcros están hechos de madera de nogal tallada y el impresionante claustro gótico. Tambien se pueden visitar los jardines benedictinos, donde se puede ver el verdadero estado de cierta parte del monasterio (hará las delicias de los aficionados al estilo abandonado) y el sistema de piscinas donde los monjes criaban angulas.

La comarca de Las Merindades recibe la visita de numerosos turistas atraídos por sus paisajes y las posibilidades que presenta.

4. Frías y las Merindades

Frías es uno de los pueblos de Burgos que pertenecen a la asociación de “Pueblos más bonitos de España”. Considerada la ciudad más pequeña de España, su casco histórico merece un paseo hasta su castillo, desde donde tendremos unas vistas espectaculares de todo lo que rodea a la villa, característica por sus casas colgantes, sus entramados medievales y su puente.

Frías está enclavado en la comarca de las Merindades, una tierra de incalculable valor dominada por el paisaje kárstico, las cuevas, los montes y las iglesias y ermitas románicas. Estampas como el monumento natural de Ojo Guareña o el enclave de Santa María de la Hoz se suceden casi de continuo.

Santa María de la Hoz se encuentra en un hueco en la roca excavado por el agua durante millones de años. El río ahora forma una serie de cascadas que se pueden visitar de manera cómoda.

5. Covarrubias y Santo Domingo de Silos

Covarrubias es uno de los lugares que más me gustan. Sus casas medievales con entramados similares a los que hay en otras partes de Europa (como la Alsacia) invitan a llevar a la imaginación a otros tiempos.

Un paseo por su casco históricosentarse en una terraza a degustar uno de los vinos de la D.O. Arlanza suponen planes perfectos para pasar una mañana soleada. Si hiciera frío, uno siempre puede refugiarse en alguno de los mesones que hay en la plaza principal a disfrutar de algún plato caliente con el que reconfortarse.

Cerca de Covarrubias se encuentra otra joya arquitectónica, el Monasterio de Santo Domingo de Silos. El pueblo también merece una visita, pero el claustro gótico del monasterio, de los más importantes del país, es una parada obligada. La antigua botica de los monjes benedictinos, poblada de volúmenes de plantas medicinales y de aparataje de laboratorio, es una curiosidad atractiva para todos aquellos que entran a verla, aunque si eres farmacéutico te gustará todavía más.

Covarrubias conserva su esencia medieval con sus calles empedradas y su centro histórico rodeado por murallas.

¿Dónde comer?

En Burgos hay numerosas opciones gastronómicas para gusto de todos. Por el centro hay una buena zona de tapeo, poblada por numerosos bares que concentran gran parte de la vida social de la ciudad. Las bravas del Mesón Burgos son algo imperdible, así como los desayunos en Viva La Pepa. Si se quiere algo más a mesa puesta, el Hotel Mesón del Cid, frente a la Catedral, es una buena opción (además allí se imprimió por primera vez La Celestina). En Covarrubias es de justicia recomendar Casa Galín, pero con la advertencia de que siempre hay que reservar con antelación.

¿Dónde dormir?

En la misma ciudad de Burgos hay una amplia oferta de alojamientos, pero si se quiere apostar por una experiencia menos urbanita, hay numerosas posadas, casas y hoteles rurales en casi todos los pueblos y comarcas.

Hemos probado la nueva hamburguesa vegetariana del New York Burger

La oferta vegetariana del New York Burger es cada vez mayor y eso nos pone felices

Hace poco menos de un año el equipo de Omglobalnews fuimos a probar New York Burger como pequeño reto de encontrar una buena hamburguesa vegetariana en un lugar donde, normalmente, no buscarías este tipo de comida. Por motivo de su 10º aniversario, la cadena está sacando una hamburguesa nueva cada semana y nos dijeron que la de esta semana era vegetariana, así que fuimos a probarla.

Aunque antes no pudimos resistirnos a pedir los fingers de queso con salsa de arándanos y una mazorca a la brasa partida en tres (aunque normalmente la parten por la mitad, al ser tres comensales nos dijeron que podían cortarla en tres trozos). Como bebida, ofrecen una buena selección de cervezas, esta vez elegimos Alhambra Especial 1925.

La hamburguesa se llama Plant Based Pulled Pork, y estará tan solo hasta este domingo (21 de abril de 2019) porque cada semana la hamburguesa cambia. Tiene un sabor fuerte a salsa barbacoa y setas. Lo que simula la carne son setas bañadas en una jugosa salsa, y también tiene kale, o col rizada, una derivada de la col que está muy de moda entre los smoothies de las celebrities de internet. La hamburguesa es muy sabrosa y, como el resto, puede servirse acompañada de variados sides. Nosotros pedimos patatas gajo, patata asada con salsa de la casa y ensalada NYB.

Nos avisaron de que, si quieres pedir la hamburguesa completamente vegana, había que indicarlo para que cambiaran el pan ya que, el pan tradicional con el que lo sirven, no es vegano. Nos pareció un gran detalle que se tuviera esto en cuenta.

Otra cosa que me llamó la atención fue el New York Green, que se trata de un bowl con una proteína (cuentan con varias opciones vegetarianas) acompañada de un una ensalada (quinoa, brotes verdes, arroz integral…). Una opción saludable y fácil para un vegetariano o vegano. No recordaba estas opciones cuando fuimos la última vez y es un punto muy positivo. Nos encanta que cada vez haya más oferta vegetariana y vegana en restaurantes donde el producto principal es la carne, pues lo de “no tener opciones cuando se sale a comer fuera” es uno de los factores que echa atrás a la gente a la hora de hacerse vegetariano/vegano o reducir su consumo de carne.

El único punto a mejorar es, otra vez, una elección del restaurante: no hay café. Nosotros somos muy de tomar un expresso al final de la comida, pero tampoco es un gran problema. Si pasáis pronto por el restaurante, os recomiendo encarecidamente preguntar por la hamburguesa de la semana, pues no está en carta.

Los tres pedimos la Plant Based Pulled Pork burger, pero distintos sides.

 

Mazorca a la brasa con queso y mantequilla

Levadura Madre: las mejores torrijas de Madrid

Hemos encontrado las mejores torrijas de Madrid y están a dos pasos de Argüelles.

Hacía bastante tiempo que quería volver a Levadura Madre, la pequeña pero acogedora cafetería que se encuentra en Andrés Mellado, 8 (Madrid). El interior se veía muy bonito e íntimo, y desde fuera se puede observar que cuentan con gran variedad de productos, no solo para consumir en el local, sino también para comprar y llevar a casa.

Esta tarde fuimos en busca de una rica y nutritiva merienda, y en el cartel de fuera tenían varios menús de merienda (desde las 16:00h hasta cierre de local). La combinación más cara era de tan solo 4,35€, y se trataba de té/café + torrija. No pudimos resistirnos porque aseguraban que estaban muy ricas. Y podemos confirmar que sí, lo estaban.

La ración que sirven es suficiente: es una torrija muy grande y dulce. Yo incluso me atrevería a compartirla, porque llena bastante. La textura es muy jugosa. El café lo pedimos con bebida de soja, aunque también tienen leche de vaca y sin lactosa.

Además, frente al mostrador, se encuentra una enorme estantería con una gran selección de productos artesanales: rosquillas, crackers, pastas, bizcochos… Nosotros no pudimos resistirnos y nos llevamos dos patés: uno de boletus y otro de aceitunas negras (4,95€ cada uno).

Otra recomendación, si vais a desayunar: compartid tostadas. Sirven mucho pan de distintos tipos súper ricos. La más popular parece ser las de tomate (cuando fui hasta tres personas pidieron esta tostada). Si pasáis por Levadura Madre por este artículo nos encantaría que se lo digérais y se lo enseñéis. Es un local muy bonito y le tenemos mucho cariño.

Las torrijas, los cafés con bebida de soja y los botes de paté.

 

Vistas al entrar en Levadura Madre, de Argüelles.

 

Frente al mostrador, hay una estantería llena de productos naturales y artesanos.

Recomendaciones en Madrid: Brunch del Hotel Emperador

¿Para qué desayunar o comer pudiendo tener un punto intermedio? Pues eso es el brunch.

Empezando por el postre: Volcán de chocolate y tartaleta de manzana.

 

Imagina despertarte un día tarde, lo suficiente como para que no merezca la pena desayunar pero no lo necesario como para que sea ya la hora de comer. La solución es el brunch, una moda que hace unos años comenzó a ponerse de moda y que ahora es el día a día de gente como yo.

Y lo mejor del brunch es encontrar un sitio donde no solo disfrutes de ese momento del día sino que toda la experiencia sea increíble. Algo así ocurre en la terraza del Hotel Emperador, en la calle Gran Vía. Allí, todos los domingos de 13h a 16h, puedes disfrutar de un brunch muy, muy completo.

De plato principal unos huevos benedictines.

Eso sí, el precio va acorde. Por 39€ por persona tienes una variedad bastante grande de platos que parten de un buffet con bollería, frutas, zumos, yogures y cereales; seguidos de un entrante, una ensalada, un plato principal y un postre. Y, por supuesto, una bebida y un café o té. Es decir, llega un punto en el que deja de ser un pequeño brunch para convertirse en una auténtica comida.

La duda queda entre si lo mejor de esta experiencia es la comida o el lugar donde tiene lugar. La terraza del Hotel Emperador se encuentra en la última planta dando de lleno a la calle Gran Vía, pero alejado del ruido del tráfico, con lo que te llevas lo mejor de Madrid mientras disfrutas de un buen brunch.

La ensalada burrata con cebolla confitada.

Recomendaciones en Madrid: Restaurante Picaboca

Hace unos días tuve la oportunidad de pasar un rato en Picaboca, un restaurante en pleno corazón de Madrid con unos de los sándwiches más ricos de la ciudad.

El “Aplatanao” es uno de los entrantes estrella.

 

Una de las pequeñas dificultades que me encuentro al llevar una dieta vegetariana es que no en todos sitios hay algún plato que pueda comer. La realidad es que en Picaboca (calle Núñez de Arce, 6) están especializados en sándwiches y hamburguesas con toda variedad de carnes, pero al mencionar que yo no podía comerlos no dudaron en ofrecerme alternativas.

Como entrante, por ejemplo, pude probar el “Aplatanao” (9,90€), originalmente cerdo y ossobuco guisado sobre tostones de plátano frito; pero que en mi caso prepararon sin la carne y añadiendo queso por encima. El resultado fue algo delicioso.

La especialidad del Picaboca son los sándwiches.

Como plato principal, era lógico que tenía que probar los sandwiches. En esta ocasión no tuvieron que hacer ninguna adaptación ya que uno de ellos, el “Que me derrito por ti!” (7,90€) está hecho únicamente con varios tipos de queso y tomate. Todos los sándwiches incluyen un acompañamiento de patatas y el resultado demostró que, efectivamente, este tipo de comida es al especialidad del restaurante.

Aunque para ese momento ya estaba saciado y no pude pedir más, Picaboca tiene también unos cuantos postres y, sobre todo, una amplia carta de cervezas de lo más variopintas.

Si no conoces bien el açaí te interesa leer esto

Es un fruto cargado de propiedades y nutrientes con un sabor increíblemente delicioso. Pero, ¿cómo se prepara?

Una forma de preparar el açaí es en formato bowl.

Si vives en una ciudad es más que probable que hayas escuchado hablar del açaí. Las modas son como son, y en ciudades como Madrid y Barcelona han ido apareciendo locales donde se sirven bowls de açaí o incluso enteramente dedicados a este singular plato.

Pero, ¿qué es el açaí? Como tal, el açaí es un fruto parecido a una baya que crece al norte de Brasil en un tipo de palmera. Este fruto ha sido parte de la dieta indígena sudamericana durante cientos de años, pero hace relativamente poco se ha popularizado también en el resto del mundo.

No solo está deliciosa sino que está cargada de vitaminas (A, B y C); Omega 3, 6 y 9; antioxidantes, fibra y proteína vegetal. Es decir, es un alimento altamente nutritivo que, además, está riquísimo.

El Açaí Bowl de Beleeza tiene ingredientes como fruta y granola que le dan el toque perfecto.

Con este pretexto, la forma más popular de consumir este fruto es en forma de bowl. Los açaí bowls se preparan a partir de bayas de açaí trituradas hasta formar una pasta de textura similar al yogur (pero de un color oscuro) al que se añaden todo tipo de frutas y semillas para obtener diferentes combinaciones.

Beleeza, una empresa especializada en el açaí ha abierto tres Açaí Bares en Madrid. Uno en la calle Velázquez 120, otro en Fernando VI 21 y el último, en colaboración con Patio, en Alberto Aguilera 19. A este último tuvimos ocasión de ir ayer para probar de primera mano los increíbles açaí bowls.

La combinación de granola, plátano y semillas de chia con el açaí fue sin duda un acierto; convirtiendo este plato en algo fundamental a partir de ahora en los desayunos o en las meriendas.

Los 8 mejores puntos instagrameables de Los Angeles

Si viajas a Los Angeles y quieres sacar unas buenas fotos, no te puedes perder esta guía.

Estados Unidos es una país asustantemente grande y, por tanto, lleno de destinos icónicos a lo largo de su extensión. Sin duda alguna, Los Angeles es uno de ellos al ser el corazón de la industria cinematográfica internacional. Si alguien menciona Los Angeles, automáticamente piensas en Hollywood, en los estudios de cine y en la vida de los famosos en Berverly Hills.

Sin embargo, Los Angeles da para mucho más. Personalmente pienso que en su conjunto es una ciudad fea (por no hablar de lo difícil que es comer sano siendo vegetariano allí). Es increíblemente extensa y eso provoca que haya mucho “relleno” entre punto de interés y punto de interés. Pero si eres fotógrafo es una ciudad que tiene muchísimo que aportar. Una de las principales diferencias que noté con otras grandes ciudades es que, a excepción del Downtown, todos los edificios de Los Angeles no superan una o dos plantas de alto. Tienden a ser parte de una especie de vastos “polígonos” muy característicos de edificios de baja altura que tienen un punto a favor muy interesante: dejan pasar la luz.

A diferencia de otras ciudades como Madrid, de edificios relativamente altos en calles relativamente estrechas, las calles de Los Angeles son amplias y sin nada que las cubra, así que el sol entra directo prácticamente a cualquier hora del día; y por la noche la intensa iluminación artificial de neones, bombillas y faros de coches hacen que no exista la oscuridad. Como consecuencia, todas las fotos tienen una luz muy difícil de conseguir en otros lugares.

Así que si eres fotógrafo, estos son 8 lugares clave de Los Angeles donde hacer fotografías increíbles.

THE BROAD MUSEUM
221 S Grand Ave, Los Angeles, CA 90012

Empezamos en Downtown LA, el distrito centro de la ciudad, donde en un espacio relativamente cercano hay varios puntos fotográficos muy interesantes. El primero de ellos es el Broad Museum (pronunciado Brod). El exterior del museo da para hacer alguna fotografía, pero en su interior, además de muchas obras de arte moderno muy famosas, se encuentra la Infinity Mirror Room; una obra de Yayoi Kusama muy peculiar. Es un espacio cerrado en el que se te asigna un turno de entrada y en el que dispones de 1 minutos para vivirlo o fotografiarlo. Si entráis, id con la cámara preparada, mirad al frente y dadle al disparador; pero reservad al menos la mitad del minuto para dejar la cámara y simplemente vivir la experiencia de la sala. Es una sensación alucinante que merece la pena disfrutar.

La Infinity Mirror Room es mucho más que un lugar donde hacerse fotos.

WALT DISNEY CONCERT HALL
111 S Grand Ave, Los Angeles, CA 90012

Siguiendo la calle desde el Broad Museum se encuentra el Walt Disney Concert Hall, que si bien es increíble en su interior y escenario de conciertos importantísimos, su lado más fotogénico es el exterior. Diseñado por el arquitecto Frank Gehry y con un gran parecido a otra de sus obras, el Museo Guggenheim de Bilbao, su fachada forma un laberinto de enormes placas metálicas que se estrechan y se amplían en numerosos puntos, convirtiéndose en el escenario perfecto de tus fotografías.

Las paredes del Walt Disney Concert Hall se curvan a tu alrededor.

BRADBURY BUILDING
304 S Broadway, Los Angeles, CA 90013

El edificio Bradbury es uno de los más importantes de centro de Los Angeles. Con una gran historia a sus espaldas, ha sido también escenario para varias películas, anuncios y videoclips. Y ahora de tus fotos.

Enla fachada exterior puedes encontrar un cartel explicativo con la historia del edificio.

Dentro, una red de escaleras y pasillos con un estilo muy industrial recorre cada rincón.

LACMA (LOS ANGELES COUNTY MUSEUM OF ART)
5905 Wilshire Blvd, Los Angeles, CA 90036

Un espacio muy peculiar es el que se encuentra fuera del LACMA, uno de los museos más importantes de Los Angeles. Allí, un patio lleno de farolas forman un lugar de una geometría muy curiosa que permite perderse entre las columnas y encontrar fotografías únicas.

Se puede jugar con la simetría más absoluta.

O con los ángulos, para que parezca que las farolas casi forman paredes.

HOLLYWOOD WALK OF FAME
Hollywood Walk of Fame, Los Angeles, CA 90028

El famoso paseo de la fama de Hollywood es también uno de los sitios más pintorescos de la ciudad. En esta calle se puede encontrar todo tipo de comercios y de gente, que dan mucho juego a la hora de hacer fotografías. Con luz solar merece la pena pasarse por el Dolby Theatre, donde tienen lugar prestrenos de las grandes películas del año; pero cuando cae la noche, la calle se llena de luces de neón que consiguen unas fotografías únicas.

La infinidad de teatros, cines y comercios de esta calle están siempre decorados con miles de luces y neones.

El Teatro Dolby tiene una estética asiática muy característica.

PINK WALL (PAUL SMITH)
8221 Melrose Ave, Los Angeles, CA 90046

En Melrose Avenue hay bastantes puntos fotográficos a lo largo de toda su extensión, pero sin duda uno de los más famosos es la pared rosa de la tienda Paul Smith. Dependiendo de la hora del día, la luz incide en un costado u otro, con lo que se pueden conseguir efectos muy distintos.

A veces hay un guardia de seguridad que no deja hacer fotos con cámaras DSLR, pero con el móvil no deberías tener problema.

GRIFFITH OBSERVATORY
2800 E Observatory Rd, Los Angeles, CA 90027

El Observatorio Griffith no solo es un sitio maravilloso para aprender astronomía, si no que tiene unas vistas únicas de la ciudad (tanto de día como de noche). Llegar hasta el lugar no es fácil, ya que está apartado en la cima de una colina, así que te recomendamos que dediques toda una tarde a esto.

La ciudad de Los Angeles a veces es llamada Ciudad de las Estrellas, y desde aquí arriba se entiende por qué.

La gran simetría del edificio lo vuelve muy imponente de noche.

SANTA MONICA PIER
200 Santa Monica Pier, Santa Monica, CA 90401

Técnicamente Santa Monica no es Los Angeles, pero se considera parte del mismo. Al oeste de la ciudad, a una hora y algo en transporte público, se encuentra la playa de Santa Monica. Una playa famosísima tanto por su zona de comercios como por su muelle.

Todo el muelle tiene una estética retro pin-up que consigue fotos únicas.

Las atracciones del propio muelle traen mucho color a las imágenes, especialmente en un día soleado con el cielo despejado.