Comic Sans: desmontando el mito

La amas o la odias.

Todo el mundo conoce la Comic Sans y, en general, todo el mundo tiene una postura muy marcada frente a ella. Puedes odiarla con todo tu ser o defenderla a muerte, especialmente en determinados contextos. Sus defensores suelen argumentar que es una tipografía ideal para personas con dislexia, y que por ello no se debería menospreciar el que se use esta tipografía en todo tipo de lugares, incluyendo documentos oficiales o logotipos de empresas.

Hemos visto la Comic Sans en infinidad de lugares, incluyendo cuando en 2012 se presentó al mundo el descubrimiento del Bosón de Higgs o cuando, durante la pandemia del coronavirus, el doctor Emilio Bouza presentó su dimisión. ¿Realmente se eligió esta tipografía para ser inclusivos con personas disléxicas o fue más bien un desconocimiento total?

Para analizarlo, hemos hablado con Silvia Fernández (Silvia Ferpal) que nos ha explicado cómo se diseña una tipografía y qué elementos las caracterizan. También hemos podido hablar con dos personas disléxicas, Georgia y Nadine, que nos han puesto en su lugar a la hora de experimentar episodios de dislexia. Nuestro objetivo es desmontar el mito de que la Comic Sans ha venido a arreglarle la vida a las personas con dislexia y ver hasta qué punto tiene fundamento y qué otras realidades hay.

Descubre nuestro reportaje en el nuevo vídeo de Omglobalnews.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.