Entradas

Cinco cosas que hacer en Berlín

Cosas típicas y no tan típicas que debes hacer en Berlín

Nunca en mis 25 años de vida había estado en Berlín. La ciudad siempre me había llamado la atención tanto por su evidente historia como por la increíble vida urbana de la que tanto me habían hablado. Y, de repente, en el plazo de menos de dos meses he terminado yendo dos veces casi seguidas a la capital alemana. Y oye, ni tan mal.

Una de las primeras cosas que llama la atención en Berlín es lo enorme que es, con puntos de interés bastante alejados unos de otros, y lo frío y rectangulares que parecen sus edificios. Esto último es resultado de los terribles bombardeos que sufrió la ciudad y al estilo militar del tercer reich. Y aunque puede parecer un poco sobrio, la realidad es que Berlín esconde maravillas entre sus calles. Así que os voy a hablar de cinco cosas que hacer estando en la ciudad. Típicas y no tan típicas.

Fundación Helmut Newton

Una de las galerias de la Fundación Helmut Newton.

Helmut Newton fue un conocido y polémico fotógrafo “especializado” en desnudos femeninos y considerado uno de los iconos de la fotografía del siglo XX. A pesar de haber nacido en Berlín, tuvo que huir de la ciudad cuando comenzó el holocausto de judios; y como conmemoración a su origen, se puede visitar en Berlín la Fundación Helmut Newton en Jebensstraße 2, Berlín.

La Fundación varía sus exposiciones con frecuencia, y no solo sirve para entender mejor la visión del artista sino para conocerle a él mismo a través de muchos objetos conservados como trajes, su coche o, incluso, una recreación de su apartamento. La entrada es bastante asequible y está abierta todos los días excepto los lunes.

East Side Gallery

El equipo de periodistas que visitamos Berlín.

Tras la caída del Muro de Berlín en 1989 la gran mayoría de este fue destruido, pero existen fragmentos aún en pie como la East Side Gallery. Esta zona se compone de 1.3 kilómetros de muro aún intacto, y se trata de la galería de arte al aire libre más grande del mundo. Y esto es debido a que toda la extensión de este fragmento del muro está dividido en franjas donde diferentes artistas han pintado sus obras. De todas ellas la más popular es, sin duda, la del beso entre Leonid Brezhnev y Erich Honecker. Aunque muy cerca de la East Side Gallery hay algunos museos del muro; los puntos de información que se pueden encontrar a lo largo de Berlín dan bastante información como para comprender la historia del muro.

Monumento a los Judios de Europa Asesinados

Admirar el monumento en su totalidad o fijándose en los detalles.

Berlín es una ciudad plagada de monumentos, muchos más de los que puedes imaginar, pero sin duda uno de los más recordados es el de los Judíos Asesinados de Europa. Con una extensión de 19.000 metros cuadrados, las estructuras asimétricas de hormigón que lo componen forman un laberinto entre ellas abierto a la interpretación. Su arquitecto, Peter Eisenman, dio a entender que las diferentes alturas y estrechos pasillos generaban una sensación de agobio e incomodidad; pero cada persona sale del monumento con una interpretación radicalmente diferente. No olvidemos que se trata de un memorial a cientos de miles de personas asesinadas, con lo que el respeto es primordial a la hora de interactuar con el lugar.

Como curiosidad, a escasos metros se encuentra el parking bajo el que se encontraba el búnker donde Hitler se quitó la vida.

Ruta por los graffitis

Uno de los numerosos murales que decoran Berlín.

Aunque hemos dicho que el East Side Gallery es una galería de arte al aire libre, la realidad es que toda la ciudad de Berlín lo es. Si alguna vez has escuchado hablar de esta ciudad, seguro que te han contado que posee una increíble vida y cultura urbana; y eso es algo que se refleja en los cientos de espectaculares murales y graffitis que hay por la ciudad. Tal es la fama de estas pinturas que existen muchísimos tours y recorridos para visitar los más destacados. Allá donde haya una pared lisa y grande, habrá un mural por encima. Los estilos de cada uno de ellos son radicalmente distintos entre sí, con lo que es muy difícil recomendar unos sobre otros; lo mejor es hacer una búsqueda previa en internet con un mapa al lado y trazar tu propia ruta de aquellos que no te quieras perder. La otra opción es obviar las rutas y simplemente ir descubriendo aquellos graffitis que aparezcan en tu día de turismo, porque es inevitable encontrarte con unos cuantos.

Un lugar donde alojarse

El patio interior del INNSIDE Berlin Mitte.

Como decía al principio, Berlín es una ciudad muy, muy grande, y es importante tener planificado un lugar bien conectado donde poder descansar. En nuestro viaje, pasamos las noches en el INNSIDE by Meliá Berlin Mitte; un hotel totalmente nuevo con un diseño increíble. Se encuentra en Chausseestrasse 33 y está a menos de 2km de lugares como la Puerta de Brandeburgo, el Checkpoint Charlie o Alexanderplatz. La rama INNSIDE de Meliá es una versión más creativa, ecológica y urbana de sus hoteles, algo que destaca especialmente en una ciudad como Berlín.

 

Estas han sido algunas de las muchas (muchísimas) cosas que se pueden hacer en Berlín, una ciudad que rebosa cultura e historia por cada esquina.

Necesitas conocer el KIA XCeed

Conducir el KIA Xceed por las calles de Berlín es toda una experiencia.

El KIA XCeed | Foto de Sergio Olmo

Hace unos días recibí una propuesta de KIA: “¿Qué te parecería viajar hasta Berlín para probar nuestro nuevo coche?” Obviamente dije que sí.

KIA acaba de actualizar su gama más famosa, la C, con el nuevo KIA XCeed, La gama C es de las más utilizadas del sector en la actualidad, así que una renovación era de agradecer. En este caso, el XCeed se trata de un crossover urbano con las ventajas de un SUV y a la altura del ProCeed, el modelo más deportivo.

KIA define este nuevo modelo como un coche muy “europeo”, ya que ha sido diseñado y producido en el continente, así que viajar a Berlín para probarlo era la excusa perfecta. En apenas 24 horas vivimos una ruta turística por la ciudad, conduciendo por nuestra cuenta de lado a lado, y conociendo rincones tanto famosos como ocultos de la ciudad. Desde la famosa Puerta de Brandeburgo, hasta el Gasometer Schöneberg (un esqueleto metálico de un antiguo depósito de gas), pasando por el Parkhaus Neukölln (un parking urbano reconvertido en espacio de arte).

Foto de Joaquín Reixa

El coche en sí es toda una experiencia. Aunque hay más opciones, nosotros pudimos ver la versión blanca, azul, naranja y amarilla; pero con diferencia fue esta última la más espectacular. Especialmente porque este modelo es el único que tiene un interior con detalles a juego con el color exterior. En el interior, además, destaca una enorme pantalla táctil de casi 11 pulgadas con navegador integrado, un sistema de sonido JBL de alta calidad y un increíble techo solar panorámico.

A nivel seguridad al volante, el KIA XCeed está cargado de detalles. Cosas como el aviso de límite de velocidad, la advertencia de colisión con otros vehículos (incluido en ángulos muertos de visión), la asistencia para mantenimiento autónomo en el carril, o el sistema de estacionamiento con asistencia son algunas de esas características que convierten al coche en un modelo de última tecnología.

Uno de los puntos que, sin duda, se quedan pendientes es respecto a las emisiones. Para un vehículo pensado especialmente para ser utilizado en ciudad europea, y viendo las cada vez mayores restricciones de conducción en los centros de ciudades para reducir la contaminación, nos sorprende que el KIA XCeed no sea, como mínimo, un híbrido eléctrico.

Hemos preparado una breve pieza en IGTV que resumen a la perfección la experiencia. Puedes verla aquí.