Entradas

Google presenta Stadia: el futuro de los videojuegos

La revolución de los videojuegos está más cerca que nunca gracias a Google.

Es evidente que el modelo de negocio de juegos físicos para consolas físicas tiene fecha de caducidad. Cada pocos años toda la comunidad tiene que actualizar sus dispositivos para poder mantenerse a la altura de los nuevos requisitos gráficos de los videojuegos. ¿No sería más interesante que la potencia gráfica estuviese en la nube? Eso es justo lo que cree Google.

Ya en 2018 Google lanzó una primera prueba llamada Project Stream donde probar por streaming el Assassin’s Creed Oddisey a 1080p, 60 fps y sonido estéreo era una realidad. Ahora, un año más tarde, esta iniciativa se consolida en Stadia, la nueva plataforma de videojuegos por streaming de Google dispuesta a romper todo lo establecido en la industria del gaming.

Stadia es el nuevo servicio de videojuegos digital de Google.

Stadia no se fija en tu dispositivo; no importa si quieres jugar en un ordenador, un teléfono, un tablet o una televisión. Lo único que necesitas es una conexión a internet estable ya que toda la potencia gráfica encargada de mover el juego ocurre en los servidores de Google.

En menos de cinco segundos, y sin necesidad de instalar nada, puedes empezar a jugar a tu juego favorito en cualquier dispositivo; e incluso cambiar entre ellos sin importar el punto en el que hayas dejado el juego. De hecho, es una potencia gráfica mucho mayor que la que necesitan a día de hoy los mejores juegos. Más concretamente, Stadia ofrece 10,7 GPU teraflops frente a los 4,2 de la PS4 Pro o los 6,0 de la Xbox One X. Es decir, más potencia que las dos mejores consolas del mercado combinadas.

Con respecto a la emisión del contenido, Stadia emitirá a un máximo de 4K y sonido surround buscando ampliarse a 8K en un futuro. Pero no termina aquí. Google está dispuesta a ofrecer a los desarrolladores el uso de más de una GPU al mismo tiempo, lo que se traduce en una potencia gráfica aún mayor capaz de generar millones de partículas (como agua o lava) sin ningún tipo de problema.

La diferencia de una o más GPUs es evidente en las partículas de agua, por ejemplo.

Google se ha aliado con Unreal y Unity, dos de los motores gráficos más populares, para que ambos funcionen a la perfección en Stadia, avivando nuestras expectativas de ver juegos con gráficos aún más realistas.

El gigante tecnológico ha presentado también el Stadia Controller, un mando para jugar disfrutando de la experiencia completa de la plataforma. El mando se controla vía wifi y es capaz de detectar en qué dispositivo estás jugando para conectarse a ese. Además, incluye el botón de “captura” para compartir el juego en YouTube con un click, y un botón de Google Assistant para pedirle al asistente cualquier cosa que los desarrolladores permitan.

Por último, Google ha lanzado también Stadia Games and Entertainment como su propia firma desarrolladora de videojuegos, prometiendo lanzar sus propios títulos a la plataforma.

El Stadia Controller es el mando de Google pensado para Stadia.

Queda ver cuándo llegará Stadia de una manera realista a nuestros hogares (se lanzará en 2019 en Estados Unidos, Canadá, UK y Europa) y hasta qué punto nuestras conexiones de internet serán capaces de soportar el servicio. Algunos desarrolladores ya se han sumado a la iniciativa y todo apunta que para su lanzamiento tendremos un catálogo lo bastante atractivo.

Desde luego, Stadia parece la evolución lógica en el universo de las videoconsolas y los videojuegos, y puede ser la chispa que desencadena la siguiente revolución del consumo digital.

Por qué deberías tener un Google Home

Imagina tener a alguien en tu casa atento a todo lo que dices y dispuesto a ayudarte. “Un mayordomo” podrías pensar, pero no, porque no se mueve del sitio, solo te ayuda con la voz. Algo así es Google Home.

 

El Google Home Mini

Aunque lleva desde noviembre de 2016 disponible en EEUU, Google Home acaba de aterrizar en España para que cualquiera pueda utilizarlo. Y digo cualquiera porque pensaba que estaría destinado a usuarios de Android o que, en caso de ser compatible también con iOS, tendría funciones muy limitadas; y no está siendo así. Soy usuario de iPhone desde hace muchos años y Google Home es completamente compatible con mi teléfono. En el evento presentación del dispositivo en España, tuvimos ocasión de hablar con varios responsables de Google, como Andrés Martínez (Responsable de Relación con Desarrolladores del Equipo de Ingeniería de Google España) y Anaís Perez Figueras (Directora de Comunicación de Google España y Portugal), y ambos nos contaron lo útil que puede llegar a ser tener en casa un Google Home. Y al igual que hice al probar Windows por primera vez, hoy os voy a contar mi experiencia viviendo con Google Home por primera vez.

El Google Home viene en dos tamaños (al menos en España): el estándar y el mini; y las únicas dos diferencias entre ambos son la potencia del altavoz y la capacidad de cambiar la base del modelo estándar para adaptar su diseño al de tu casa. Bueno, y el precio. El normal cuesta 149 euros, mientras que el mini “solo” 59 euros, y hará las veces de un muy buen regalo de cumpleaños cuando no sepas qué regalar.

Viene en varios colores, este es el blanco.

¿Pero para qué sirve exactamente Google Home? Imagina tener un Siri cargado de esteroides y con un cuerpo físico. Pues básicamente eso. Google Home es la “carcasa” donde se aloja Google Assistant, el asistente de voz de Google. Su principal ventaja es que cuenta con la potencia y la capacidad del motor de búsqueda de Google a sus espaldas, con lo que es capaz de responderte todo lo que necesites preguntar. Tiene una capacidad bastante acentuada de escucha, con lo que en general te oirá desde cualquier lugar de la casa cuando digas “OK Google”, el comando de voz que lo despierta. A partir de ese punto puedes pedirle que ponga alarmas y temporizadores, música (ya sea desde sí mismo o desde un altavoz externo), que te recuerde cosas, que te lea tu agenda, el tiempo que hace hoy, que añada un nuevo producto a tu lista de la compra, etc, etc. Y si tienes dispositivos de smart home en casa, puede apagar las luces, bajar las persianas, activar la aspiradora o subir la temperatura, entre otras muchas cosas.

“Cuando no tienes el móvil a mano necesitas un dispositivo que te ayude a responder las tareas cotidianas.”

– Anaís Perez Figueras; Directora de Comunicación de Google España y Portugal).

Yo he instalado uno en el dormitorio y otro en el estudio, y ambos se comunican entre sí para no activarse a la vez. Sorprendentemente, el proceso de instalación es muy, muy sencillo. Únicamente lo conectas y desde tu teléfono, con la aplicación de Google Home, lo detectas y lo configuras en menos de 5 minutos. Muy fácil. Y si sois varias personas en casa, es capaz de detectar hasta 6 voces distintas y tener la información al día de cada uno. Y esto me sorprendió como lo que más.

Es cierto que se encuentra en una fase muy inicial, y más de una vez te responderá diciendo que aún está aprendiendo. Aún así, se defiende bastante bien, y aunque llevo pocos días con los dispositivos creo que estoy cogiendo la costumbre de, cuando tengo una duda, preguntarla en alto a Google en lugar de buscar en el ordenador. El tiempo dirá si esto va a más o comienzo a olvidarme de ello.

“Si es algo que utilizas al menos dos veces al día, es que es un buen producto”

– Andrés Martínez. Relación con Desarrolladores del Equipo de Ingeniería de Google España