Entradas

Lil Nas X enciende el infierno en su nuevo videoclip

Si en mis clases de religión del colegio no me hubiesen ocultado que el Infierno es como aparece en el último videoclip de Lil Nas X, quizá no habría sido tan obediente.

Fotograma del videoclip Montero (Call me by your name), de Lil Nas X (2021)

LUCHANDO CONTRA LA REPRESIÓN LGTBIQ+

Así es como el cantante presentaba su nueva canción en redes: “Querido Montero de 14 años, he escrito una canción con nuestro nombre. En ella hablo de un tío que conocí el verano pasado. Sé que prometimos no salir del armario públicamente, sé que prometimos no ser ‘ese’ tipo de persona gay, sé que prometimos morir con ese secreto, pero esto abrirá puertas para otras muchas personas queer para que simplemente puedan existir”.

La presencia de Lil Nas X en el panorama musical como figura representante del colectivo LGTBIQ+, es muy necesaria. Sirve para visibilizar y dar presencia a realidades no normativas dentro del imaginario colectivo. Según contaba a la revista Time, el rapero piensa que ha llegado un momento en el mundo de la música en el cual es necesario crear algo que abra nuevos diálogos.

En MONTERO (Call Me By Your Name), ha querido reflejar la represión que existe en el mundo, y, sobre todo, en espacios religiosos como en el que creció él, hacia las personas LGTBIQ+.

Una historia de amor entre dos hombres y el Jardín del Edén como escenario principal. ¿La consecuencia? El cierre de las puertas del Cielo para el protagonista, y un pase directo al Infierno. Sin embargo, ante la negativa, Montero se viene abajo, pero no anímicamente.

De la nada, aparece una barra de pole dance que conecta el Cielo con el Infierno, y durante unos segundos podemos ver cómo desciende hasta el trono de Satán, siendo esta una de las escenas más comentadas en redes. Empoderado, se dirige hacia él para seducirle. El mismísimo diablo no parece sentirse muy incómodo, y, tras unos bailes sensuales, finalmente Montero se corona a sí mismo.

LA OPINIÓN PÚBLICA DIVIDIDA

Un videoclip de un rapero negro y gay, en el que se incluyen referencias religiosas, no podría pasar desapercibido. Y es que, durante el fin de semana de su estreno, fue trending topic mundial.

¿Qué tienen en común el Gobernador de Dakota del Sur, y la estrella de la NBA, Nick Young? Ambos han tachado públicamente al cantante de ¨sectario¨ y ¨satánico¨. No han querido desaprovechar la oportunidad de recomendarle, educadamente, que se vaya al Infierno, en donde ahora mismo cuenta con un trono.

Aprovechando el tirón de la situación, Lil Nas X decidió lanzar a la venta 666 unidades de zapatillas Nike Air Max 97 ¨demonizadas¨, con una cruz invertida y una gota de sangre humana. Las zapatillas salieron a la venta este lunes, a un precio de 865€ cada una, y se agotaron al minuto. Parece ser que a Nike no le ha gustado esta idea, y han interpuesto una denuncia por infracción de marca registrada. Por medio de sus redes sociales han querido dejar claro que no han autorizado la venta de este modelo en ningún momento.

La broma ya está hecha, el debate abierto, y Montero ha logrado acumular más de 43 millones de visualizaciones en el videoclip. Una estrategia perfecta.

De momento, os dejamos con el vídeo por si no lo habéis visto aún.