Entradas

Todo lo que debes saber de los nuevos iPhone 11

Los nuevos iPhone 11 y iPhone 11 Pro ya están aquí y su principal novedad es la cámara.

Apple ha presentado sus nuevos iPhone y sus cámaras han dado mucho de qué hablar.

Ayer, 10 de septiembre, Apple organizó su evento anual de renovación de iPhones. Como lleva haciendo los últimos doce años, la empresa presentó la nueva gama de teléfonos que sustituirá a la del año pasado, además de un nuevo iPad y nuevos Apple Watch; y aunque prácticamente todo se había filtrado, mucha gente se ha sorprendido de las decisiones tomadas en estos nuevos dispositivos.

Al igual que con los antiguos iPhone XR, XS y XS Max, Apple ha presentado tres teléfonos nuevos: el iPhone 11, el iPhone 11 Pro y el iPhone 11 Pro Max; sustituyendo respectivamente a los anteriores. Es, además, la primera vez que la empresa utiliza el término “Pro” para referirse a uno de sus smartphones; algo que sí habíamos visto en los iPads y MacBooks. Y esto es precisamente lo que ha lanzado la duda de si realmente los cambios son suficientes para justificar el término Pro.

iPhone 11

Hablemos primero del iPhone 11, la versión supuestamente “asequible” del teléfono. Y digo supuestamente porque en España los precios empiezan en 809€ en su versión de 64GB, subiendo hasta los 979€ por la de 256GB. El iPhone 11 estará disponible para reserva el 13 de septiembre y el día 20 en las Apple Store, y vendrá en unos nuevos colores pastel (y preciosos) blanco, negro, amarillo, verde, malva y Product RED.

El iPhone 11 y sus nuevos colores.

La principal novedad del dispositivo está en la cámara, que a diferencia del iPhone XR incluye una segunda lente. Sin embargo, esta lente no es zoom como estábamos acostumbrados hasta ahora sino que es un ultra gran angular capaz de captar hasta cuatro veces más imagen en plano. Es decir, el iPhone 11 pierde el zoom óptico. Las cámaras están integradas dentro de una nueva zona cuadrada que a muchos, entre los que me incluyo, no termina de convencernos estéticamente. Ambas cámaras cuentan con un sensor de 12 Mpx y Focus Pixels, una tecnología que permite enfocar mucho más rápido en ambientes de poca luz.

Las fotos con poca luz era, sin duda, uno de los puntos pendientes por Apple frente a otros modelos de la competencia como el Pixel de Google o los Galaxy de Samsung; pero parece que con estos nuevos teléfonos se han puesto al día. Con un nuevo modo Noche que se activa automáticamente, la empresa promete permitir hacer fotos profesionales sin flash en ambientes oscuros.

iPhone 11 Pro y 11 Pro Max

La joya de la corona de los nuevos smartphones de Apple son los iPhone 11 y iPhone 11 Pro Max, que sustituyen a los modelos XS del año pasado incluso en el precio. Los modelos más básicos de 64GB empiezan en los 1.159€ para el Pro y 1.259€ para el Pro Max, subiendo hasta los 1.559€ y 1.659€ respectivamente por los modelos de 512GB. Este año, además, aparece un nuevo color llamado verde noche.

Los nuevos iPhone 11 Pro en todos sus colores.

A nivel diseño, hay dos cambios principales frente al año anterior. Por un lado, la trasera pasa a ser una única lámina de vidrio con textura mate que se curva para cubrir la zona de las cámaras con textura brillante; y que supuestamente (junto con el delantero) es el vidrio más resistente puesto en un smartphone. Y por otro lado, la propia zona de las cámaras. Por primera vez en un iPhone se incluye una tercera cámara trasera, en una distribución que puede no resultar del todo agradable para personas con tripofobia. La disposición triangular de las lentes dentro de un recuadro que incluye el flash y el micrófono ha resultado dividir a la gente entre los que aman el diseño y los que lo odian. Sea como sea, habrá que acostumbrarse porque seguramente sea un diseño que se mantenga unos años y porque otras empresas como Google están empezando a aplicar una distribución similar en sus próximos Pixel 4.

A nivel técnico, eso sí, las cámaras de 12Mpx son un prodigio. Por un lado, la nueva ultra gran angular de 13mm de distancia focal (aunque sin estabilizador óptico), y las ya conocidas lentes angular de 26mm y teleobjetivo de 52mm; ambas con estabilizador óptico. La idea de Apple, además, es que puedas pasar de una a otra a tiempo real sin notar cambios en el balance de blancos o el enfoque.

Al igual que con el iPhone 11, los modelos Pro incluyen un modo noche capaz de hacer fotos en situaciones de poca luminosidad. También graban vídeo 4K a 60fps y son capaces de intensificar la señal sonora del objetivo que esté enfocado; una especie de zoom de audio. En estos modelos y en el iPhone 11 también, la cámara delantera de 12Mpx es capaz de grabar vídeos a cámara lenta, lo que han llamado slofie (slowmotion selfie); y las traseras incluyen un HDR inteligente capaz de resaltar los detalles en luces y sombras.

El modo noche del iPhone 11 Pro.

El teléfono trae otros cambios más allá de la cámara, principalmente en su pantalla y en su procesador. La ahora llamada Super Retina XDR es una pantalla OLED de 458 píxeles por pulgada capaz de llegar hasta los 1.200 bits de iluminación y con un contraste 2.000.000:1. Es decir, deberías verlo todo a la perfección. Es también mucho más eficiente en cuanto al consumo, y es uno de los motivos por los que estos teléfonos tienen el equivalente a 4 horas más de batería frente al XS y 5 horas más frente al XS Max. El hecho de contar con una batería más grande también ayuda, pero hace que el peso de ambos aumente ligeramente frente a los anteriores modelos.

Con respecto al chip, Apple ha presentado el A13 Bionic, con una CPU un 2p% más rápida y una GPU un 25% más veloz. La idea de este chip es ser capaz de aprender y realizar operaciones mucho más rápido (más de un billón por segundo). Aunque aún no se ha mencionado demasiado, por primera vez incluye un nuevo chip U1 centrado en la precisión de la localización; algo que se piensa que irá relacionado a un nuevo producto de Apple aún por presentar que posiblemente se trate de etiquetas geolocalizadoras inteligentes.

Como otras curiosidades, se ha eliminado la función de hardware del 3D Touch (presión para acciones específicas) y se ha sustituido por una versión de software háptica que se activa con pulsaciones más largas. El sistema de identificación facial FaceID es ahora un 30% más rápido y el logo de la manzana en la trasera del teléfono se ha movido por primera vez al centro real del dispositivo, en lugar de en la vertical en la que estaba hasta ahora. Los modelos Pro incluyen por primera vez un cargador USB-C de alta velocidad (18W) en la caja, algo que iba haciendo falta desde hace ya algunas generaciones.

La nueva GPU es capaz de tirar con gráficos muy parecidos a los de la PlayStation 3.

En definitiva, se trata de una renovación sutil frente al año pasado y que ha levantado muchas quejas con respecto al diseño, algo en lo que hasta ahora Apple se colocaba siempre como clara ganadora de la industria. Si tienes los iPhone del 2018 desde luego esta es una actualización que puedes saltarte sin problema; especialmente cuando hablamos de un precio que roza los 2.000€ en algunos modelos. Aún así, Apple ahora cuenta con un sistema en el que entregando tu anterior iPhone se rebaja el precio de los nuevos; aunque no son rebajas demasiado generosas y tienen que darse unas condiciones muy específicas para que el cambio sea válido. Veremos qué dicen los consumidores cuando lo tengan en su mano.

Review: Una semana probando el Motorola One Vision

La apuesta de Motorola por un gama media a precio de gama baja.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a la presentación del Motorola One Vision en Madrid, donde la compañía presentó lo que será su apuesta definitiva en el sector de la gama media; un precio bajo con características premium. ¿Pero hasta qué punto merecerá la pena?

Motorola ha sido siempre un pilar principal en la industria de los teléfonos; no en vano llevan 90 años en el mercado, tal y como comentó Roberto Gómez (Regional Marketing Director Europe). En sus propias palabras, la primera llamada comercial se hizo con un Motorola y, recientemente, la primera llamada 5G se hizo también con uno.

El Motorola One Vision llega buscando recuperar un sector que cada vez parece más secundario en la industria, el de la gama media. Con smartphones que superan con facilidad los 1.000€ de base, el Motorola One Vision llega con un precio de 299€, algo sorprendente si nos atenemos a sus características. Hemos estado probándolo durante una semana y esta es nuestra opinión.

El Motorola One Vision tiene un formato 21:9 de pantalla.

En general hay dos características generales que definen a este dispositivo: su pantalla y su cámara. En el caso de la pantalla (LTPS y Full HD+), estamos ante un formato muy poco habitual de 21:9; el equivalente al formato cinematográfico pero en vertical. Cuenta con 6,3 pulgadas y 432 ppi, y aunque el formato es muy alargado, no se hace extraño en la mano. Como casi todos los fabricantes, Motorola ha reducido al mínimo los bordes de la pantalla, optando por un formato “hole punch” (como en los modelos Samsung Galaxy S10) para la cámara delantera en la esquina superior izquierda, pero aún sin conseguir eliminar la “barbilla” inferior del marco para hacerlo verdaderamente sin bordes.

A la izquierda, el Motorola One Visión y a la derecha el iPhone XS Max. Fotos sin edición.

Una gran cámara para momentos oscuros

Con respecto a la cámara, aquí es donde Motorola pone toda la carne en el asador. La cámara delantera cuenta con 25MP y la trasera con dos lentes; la primera de 48MP y la segunda de 5MP. Tiene estabilización óptica y apertura F1.7, y ambas características se combinan para su modo estrella: la visión nocturna.

Ya de por sí se trata de una cámara buena en condiciones de poca luz gracias a la tecnología Quad Pixel. Básicamente, combina la información de cada cuatro píxeles en uno para obtener más luz en las fotos, aunque reduciendo la resolución a 12MP. Pero puede ir más allá al usar la estabilización y la larga exposición. Combinando ambas, consigue resultados verdaderamente sorprendentes, trayendo luz a escenas que parecían completamente oscuras.

Modo nocturno del Motorola One Visión (izquierda) frente al iPhone XS Max (derecha). Sin edición.

Aún así, no es del todo perfecto. El enfoque en este modo es extremadamente poco fiable; la falta de luz impide que sepas qué hay enfocado, y el autoenfoque se vuelve muy inestable. A lo que se suma que la larga exposición te obliga a, lógicamente, estar lo más quieto durante un par de segundos mientras toma la foto; algo que convierte este modo en algo puntual y específico; y no para un uso diario.

Con respecto a otras características técnicas, cuenta con una batería de 3.500mAh de carga rápida que aguanta a la perfección un día de uso; una capacidad de almacenamiento increíble de 128GB; una RAM de 4GB, puerto USB-C y un lector de huellas dactilares en la parte trasera que sorprende por su velocidad.

Definitivamente el Motorola One Vision es una apuesta increíble por parte de Motorola, que aúna características de un gama media-alta en un teléfono de precio muy bajo. Está disponible en dos colores, bronce y zafiro; y está ya disponible en España y Latinoamérica.

Así será el smartphone del futuro

¿Cómo serán los smartphones dentro de 10 años?

En 2007 Steve Jobs presentó al mundo el primer iPhone, un smartphone que revolucionaba la manera en la que entendíamos los teléfonos hasta el momento. Una pantalla enorme para la época, de 3,5 pulgadas, y solo un botón delantero. Con un precio de unos 500$, todo el mundo estaba de acuerdo en que era excesivamente caro. Y mira dónde estamos ahora.

Más de diez años después, los smartphones han cambiado radicalmente. Los bordes han desaparecido, las pantallas han crecido, el grosor se ha reducido, las cámaras han mejorado y la velocidad se ha disparado. Son auténticos ordenadores multiusos.

Victor Abarca, creador de contenido y gurú tecnológico, tiene claro que la delgadez, el tamaño y la potencia de las cámaras han sido los objetivos principales en la carrera por la evolución del diseño en los smartphones. “Los siguientes smartphones los llevaremos en la muñeca”.

Queríamos entender hacia dónde va el diseño de los smartphones en los próximos años, así que hablamos con Álvaro Pabesio, un diseñador de interfaces y conceptos de software, para que nos diese su propia visión. Según él, el actual notch terminará por desaparecer y dará paso a píxeles de la pantalla capaces de apagarse para mostrar la cámara. El puerto de carga desaparecerá para pasar a ser completamente inalámbrico y la pantalla llegará hasta los bordes.

Pero queríamos verlo hecho realidad para imaginar a la perfección cómo sería. Nekodificador es un artista visual que, en ocasiones, trabaja con modelaje 3D. Tomó el proyecto, lo trabajó y llegó a la maqueta de lo que para nosotros es el smartphone del futuro. Puedes ver todo el proceso en el nuevo vídeo de Omglobalnews.

Los Destacados: La física detrás de los teléfonos plegables y la importancia del 8M

Hay una explicación física a la arruga que aparece en mitad de los nuevos teléfonos plegables.

Foto de Clarke Sanders

Hemos estado en la MWC 2019 descubriendo las nuevas apuestas tecnológicas de los grandes fabricantes de smartphones y nos hemos llevado alguna que otra sorpresa. Además la semana pasada fueron los premios Oscar, y dos de las películas que se llevaron toda la atención han dado mucho de que hablar: La Favorita y A Star is Born. Y por supuesto se acerca el 8M, el día internacional de la Mujer Trabajadora y la fecha más icónica del movimiento feminista, con lo que es importante hablar de la importancia de esta lucha y de cómo podemos ser partícipes de ella. De todo esto hablamos en el tercer capítulo de nuestro podcast, Los Destacados by Omglobalnews.

 

La tecnología más interesante de la MWC 2019

Teléfonos que se doblan, con cada vez más cámaras o de formas muy distintas son algunas de las ideas creativas que han definido la MWC de este año.

Huawei Mate X

Un año más la Mobile World Congress (MWC) inunda la Fira de Barcelona y la ciudad para traer las principales novedades tecnológicas que definirán lo que está por venir durante los próximos años.

Al igual que el año pasado, el 5G ha sido el gran protagonista de la feria. Lo que hasta ahora parecía más una tecnología del futuro de la que las empresas hablaban por intentar sumarse a la ola, ha visto por primera vez sus primeros indicios de realidad este año. Las principales operadoras han estado haciendo tests reales en sus stands y algunas como Orange ya se atreven a tantear el final de 2021 como una posible fecha para lanzar este tipo de servicio.

Por parte de las grandes tecnológicas también hemos visto avances en este campo: Samsung, Huawei, ZTE, LG o Xiaomi, entre otras, han sacados sus propios smartphones capaces de operar con redes 5G; aunque la única operadora que podrá ofrecer esa red a corto plazo es Sprint, que comenzará a lanzar su cobertura 5G en mayo de este año en Estados Unidos.

Otro de los grandes protagonistas de esta MWC han sido, sin duda, las pantallas. Pantallas que llevan los marcos al límite como el Samsung Galaxy S10 y su pantalla Infinity-O, el LG G8 o el Sony Xperia 1 con la primera pantalla 21:9, son algunos de los ejemplos. Pero sobre todo han destacado los teléfonos plegables. Desde hace años se lleva investigando con pantallas capaces de doblarse y este año hemos visto los resultados de esa investigación materializándose en teléfonos que en apenas unos meses llegarán a manos de los consumidores.

Una pantalla sin marcos con un solo orificio para la cámara | Samsung Galaxy S10+

Y digo en unos meses porque durante la MWC hemos podido verlos pero no tocarlos. Todas las empresas que han anunciado teléfonos plegables los exhibían cautelosamente tras una vitrina de cristal, lejos de las manos de las personas que los observaban desde el otro lado. Samsung presentó su Galaxy Fold, que se pliega hacia dentro como el interior de un libro, Huawei su Mate X que, al contrario, se pliega hacia fuera como el exterior del libro. Otras empresas como Oppo o Alcatel tenían también sus propias versiones en vitrinas.

Los teléfonos plegables van a ser una realidad muy pronto y se nota que estas primeras versiones son, en cierto modo, prototipos de lo que llegarán a ser en unos años. Uno de los motivos por los que se comenta que estaban en vitrinas es por intentar ocultar las marcas de doblez que presentan inevitablemente estos teléfonos. Es una cuestión física, salvo que las pantallas sean elásticas o que los teléfonos alarguen sus extremos al cerrarse, hay una pequeña cantidad de material sobrante en el centro de las pantallas que permite el movimiento de abrir y cerrar sin dañar la superficie. Y eso provoca una desagradable arruga en el centro del teléfono que no debería llegar a un producto final.

En todas las demos que han hecho Samsung y Huawei hasta la fecha, cuando el reflejo de la luz incidía de una manera específica sobre el dispositivo, la doblez se hacía más que evidente. Samsung, de hecho, mantenía su Galaxy Fold en una vitrina con una iluminación extrañísima para intentar ocultarlo aún más.

Por último, el tercer protagonista de la MWC 2019 han sido las cámaras de los smartphones. Más concretamente el número de cámaras. Si hasta el año pasado los teléfonos estaban incluyendo dos cámaras traseras, este año el mínimo ha pasado a ser tres y en algunos casos como el Nokia 9 Pureview son cinco. ¿Cuál es el propósito de tantas cámaras? En algunos casos, cuando hablamos de 3 cámaras traseras, cada cámara tiene unas especificaciones diferentes tanto de megapixeles como de tipo de lente. La principal suele tener un tiro normal, buscando captar mucha luz, la segunda suele ser una lente zoom y la tercera un gran angular para incluir más contenido en tu escena.

Sin embargo, en el caso de Nokia, las cinco cámaras tienen las mismas especificaciones: 12 megapíxeles y apertura de f/1.8. Dos de ellas capturan imágenes a color y las tres restantes monocromático. El objetivo de esto es que cada foto que tomas en realidad es la combinación de las cinco lentes disparando a la vez con diferentes exposiciones y combinando el resultado en una fotografía que ofrece “nuevos niveles de definición y de color”.

El Nokia 9 Pureview tiene 5 cámaras.

En definitiva, hemos visto una MWC donde se ha probado a experimentar. Llevamos ya unos años escuchando que la innovación en smartphones parece haberse atascado un poco, así que este año nadie se ha puesto límites a la hora de crear sus teléfonos. Y eso incluye a Energizer y su teléfono-ladrillo de 18.000mAH de batería.

Energizer Power Max P18K Pop | Foto: The Verge