Entradas

¿Qué tienen en común Juego de Tronos y Anatomía de Grey?

Las muertes de Juego de Tronos no son para tanto si las comparas con las de Anatomía de Grey.

“No te encariñes con ningún personaje” fue lo que me dijeron antes de empezar a ver Juego de Tronos. La verdad, no hice mucho caso. Pensé que podía hacerlo sin problema, que no iba a ser para tanto y que cómo iba yo a sentirme emocionalmente atada a un personaje cualquiera, más aún si me avisaban de que no lo hiciera. Capítulo nueve de la primera temporada: chas.

Después de aquello estaba devastada: la muerte de Ned Stark servía para dejar claro el tono que iba a seguir la serie. Veríamos morir a mucha gente a lo largo de las siguientes temporadas, las más relevantes para la trama vendrían en los episodios finales. Algunas llegaron con alegría, como las de Joffrey Baratheon que, además de ser visualmente potente, fue una de las muertes más esperadas; o la de Walder Frey. Este último había sido el causante de algunas de las muertes más traumáticas, Robb y Catelyn Stark, y verlo morir a manos de la pequeña de los Stark nos trajo mucho placer.

Sin embargo, nadie te avisa de las muertes de Anatomía de Grey. Sí, es una serie muy trillada, lleva tropecientas temporadas y todos estamos un poco cansados de escuchar hablar de ella. Pero nadie te prepara para lo que trama su creadora, Shonda Rhimes. Y es que teniendo la serie ya quince temporadas, hay muchos personajes que tienen que irse.

Es una serie de médicos, y en todos los episodios muere algún paciente. Todos ellos nos dan igual, a excepción de Denny Duquette. Pero, ¿y los principales? La primera muerte de un principal llega bastante tarde, en la quinta temporada con la hospitalización de un paciente que tiene la cara deformada. El shock nos llega cuando nos enteramos que de ese personaje es George O’Malley, uno de los cinco doctores en prácticas que entran como protagonistas en el primer episodio.

A partir de ahí, Shonda le cogió gustillo a eso de matar y deshacerse de personajes principales de manera traumática. En algunos casos era por finalización de contrato o problemas internos. Los finales de temporada de Anatomía de Grey me recuerdan a los de Juego de Tronos porque sabes que, si la temporada ha sido tranquilita, solo ha sido para darte con un bate de béisbol en la cara cuando menos te lo esperes. Y no sabes qué forma tendrá ese bate de béisbol. Porque en el universo de Anatomía de Grey puede ser cualquier cosa: un incendio, un ataque terrorista, una bomba, un accidente de avión, un segundo accidente de avión o un enfermo resentido que se lía a tiros por todo el hospital. Cualquier cosa.

Con esto quiero decir lo siguiente: sé que estáis emocionados por la nueva temporada de Juego de Tronos. Yo también. Pero como os vea quejaros por las muertes atroces que van a ocurrir (sin duda), os recomiendo que veáis Anatomía de Grey. Eso es cogerle cariño a un personaje y quedar destrozado. Eso es incertidumbre. Eso es plot-twist.

Oscars 2019: celebración de la diversidad y el feminismo

Seis afroamericanos y quince mujeres recogieron estatuilla en la 91º edición de los Oscar

Si esta edición de los Premios Oscar se caracteriza por algo es, por fin, por su apuesta a la diversidad. La Academia, que anteriormente había sido duramente criticada por premiar a una número desmesurado de gente blanca, este año ha dado suficiente representación a los artistas de color entre las nominaciones de esta edición.

Dos películas de las nominadas trataban sobre el problema racial: “Green Book” e “Infiltrado en el KKKlan”. Ya era hora para Spike Lee, considerado director de culto, ganara su primera estatuilla con esta última película en la categoría de Mejor guion adaptado. La presencia afroamericana en el escenario se vio refozada con los galardonados Mahershala Alí (Mejor actor de reparto) y Regina King (Mejor actriz de reparto)En total, fueron seis los artistas de color que recibieron un premio de la Academia.

El feminismo también estuvo muy presente en la gala. Si bien no había presentadores, el trío de actrices llevaron a cabo la apertura: Tina Fey, Amy Phoeler y Mia Rudolph se burlaban de la propia gala en su monólogo inicial. Además, 15 mujeres recogieron estatuilla, lo cual es el récord de la historia de la gala. 

No estamos tan contentos contentos con la historia que podían haber hecho de dar el premio de Mejor Película a “Roma”, de Alfonso Cuarón. La película era la mejor candidata para el puesto, pero acabó llevándoselo “Green Book” que, aunque adecuada, no parecía estar a la altura de dicho premio. Habría estado increíble que la Academia reconociera el cine que nació en una plataforma digital como Netflix. Habían innovado demasiado en una sola noche.

Para terminar, mi jefe me mata (o peor, me despide) si no pongo que Lady Gaga se llevó un Oscar a Mejor canción original.

 

María cambia la palabra “mariconez” en OT por tratarse de un término homófobo

Dos de los jurados del programa, Joe y Ana Torroja, critican por redes sociales la decisión de la joven

Para la gala número cuatro del programa Operación Triunfo los concursantes María y Miki cantan “Quédate en Madrid” del grupo Mecano. La polémica surgió cuando María se negó a cantar la palabra “mariconez”, ya que es un término homófobo y no se siente a gusto con la palabra.

“Yo entiendo que eran otros tiempos”, dice la joven. Las redes sociales han ardido, unos aplaudiendo la decisión de María y otros tachándola de tener una piel fina y ser una ofendida. Lo más sorprendente es que dos de los jurados del programa, Joe y Ana Torroja, se han unido a la crítica. Siendo Ana Torroja vocalista de Mecano en su momento, cobra todo más fuerza.

Sendos jueces afirman que la palabra no es homófoba pues el contexto social no es el mismo, y están escandalizados puesto que este tipo de cambios afectan directamente a la propiedad intelectual de las canciones. Según ellos, en ningún caso deberían aceptarse cambios de ningún tipo sin consultar con el autor.

Los fans han respondido con más preguntas: ¿Entonces está bien que Alfonso cantara All of me en castellano, alterando la letra sin consultar a John Legend? ¿Y el tema que cantan en esta gala Alba y Natalia, Toxic de Britney Spears, que también ha sido modificado, por qué no protestáis sobre ese?

Es curioso que tachen a María de ofendidita, cuando los que han reaccionado y se han ofendido han sido Joe y Ana Torroja. María no se ha ofendido en ningún momento: ella ha considerado que la palabra “mariconez” es un insulto y ha decidido hacer un cambio por respeto.

Si algo tenemos claro es que la gala número cuatro, por elección de temas, Albalia, y ahora la decisión de María, va a dar mucho que hablar.

Actualización: Tras la decisión tomada por María y Miki de cambiar la palabra “mariconez” por “estupidez”, el compositor de la canción José María Cano, siendo conocedor de la polémica, se ha puesto en contacto con la academia y ha prohibido la modificación, obligando así a los concursantes a utilizar la palabra original.

 

Las favoritas para ganar Operación Triunfo 2018 son mujeres

Twitter por fin estaba de acuerdo en algo: el nivel de las chicas de Operación Triunfo 2018 es muy superior al de los chicos

Si algo quedó bastante claro en la Gala 0 de Operación Triunfo 2018 es la superioridad femenina. Si bien muchos de los candidatos masculinos son favoritos, las mujeres nos dejaron a todos con la boca abierta por el nivel que demostraron en la primera gala.

Es cierto que es muy pronto para augurar nada, pero la gente en Twitter ya se ha agenciado a sus concursantes favoritos tras la primera gala. Los 16 concursantes de la academia demostraron que merecen estar ahí con las canciones que eligieron, sin embargo, las apuestas femeninas fueron las que más dieron que hablar.

Fueron ellas quienes más arriesgaron, o mejor eligieron. Desde “Dangerous Woman” por Alba Reche hasta la sorprendente “River” por Noelia levantaron ovaciones en Twitter. Los chicos optaron por canciones más sencillas, “buen rolleras” así como para septiembre, y pasaron más desapercibidos.

Personalmente, he oído mucho sobre Dave y Famous, las grandes apuestas masculinas. Aunque los dos tienen voces muy interesantes, ellas parecen ser las favoritas de todos. Y tú, ¿tienes un favorito?

Drogas, muerte y dinero. Review de Patrick Melrose.

Si le das mucha droga a Benedict Cumberbatch, la puede liar parda.

No es ningún secreto que Benedict Cumberbatch ansiaba el papel de Patrick Melrose desde hacía ya bastante tiempo, y por fin se hizo con él en la adaptación de las novelas de Edward St. Aubyn, producida por Sky Atlantic.

El primer episodio empieza con un teléfono sonando, y la reconocible voz de Cumberbatch respondiendo. Al otro, alguien le dice que tiene malas noticias: el cuerpo de su padre fue encontrado en la habitación de su hotel en Nueva York. Vemos a un Patrick (Cumberbatch) confuso y desconcertado, pero tienen que pasar unos segundos para darnos cuenta de que lo que en realidad le ocurre es que acaba de inyectarse heroína y que, en realidad, está satisfecho con el hecho de que su padre haya muerto al fin. Aquí podemos intuir que su relación no era muy envidiable, y que este hecho tiene origen en su infancia. ¿Qué desafortunado incidente fue el que provocó la decadencia de la relación entre Patrick y el señor Melrose?

Patrick Melrose (Benedict Cumberbatch) es un personaje inteligente, ingenioso y millonario. Y está totalmente enganchado a las drogas.

Patrick, como observamos desde el primer minuto, es adicto a las drogas. Y esto se ve reflejado de una manera exquisita en la fotografía de la serie: planos frenéticos con ángulos imposibles, colores vibrantes y escandalosos. Todo está diseñado para hacer dudar al espectador de lo que está realmente ocurriendo, y nos confude del mismo modo que la droga confunde a Patrick.

Además de que hay escenas deliciosas que reflejan la decadencia, el esnobismo y la codicia de los personajes. Una de mis favoritas es cuando, en la funeraria, Patrick va a ver el cadáver de su padre por primera vez y se confunde de cuarto, acabando en el velatorio de un señor judío junto a su excéntrica familia. Y luego, ya frente al féretro de su padre (en un ambiente mucho más sobrio y lúgrubre que en el anterior velatorio) desenvuelve el cadáver como si fuera un regalo de Navidad:

¡Oh! ¿Es papá? ¡Es justo lo que quería! No debiste hacerlo… -Patrick Melrose.

Pero sin duda, lo que más destaca en este primer episodio es la interpretación de Cumberbatch. Que quisiera desde hace tiempo el papel nos indica que ya sentía cierta conexión con el personaje. La montaña rusa de sensaciones que las distintas drogas ejercen sobre Melrose es sensacional, y Cumberbatch no podría haberlo hecho mejor, llevándose al espectador justo dónde quiere.

Tenemos que esperar hasta septiembre para poder seguir viendo la serie y comprobar si estamos ante el mejor papel de Cumberbatch, quien ya interpretó a otros personajes como Sherlock Holmes, Dr. Strange, o Alan Turing. Sin duda estaremos esperando con ganas. Como bien decía el padre de Patrick Melrose: “¡Será lo mejor, o no será!”